Compartir

Las tareas de prevención contra el mosquito vector del dengue, chikungunya y zika se realizarán este miercoles en distintos barrios de esta Capital, en los cuales se concretarán fumigaciones domiciliarias y espaciales, entrega de repelentes y materiales gráficos informativos para la comunidad.

Desde  el ministerio de Desarrollo Humano provincial detallaron que este jueves, los brigadistas y agentes sanitarios trabajarán en las inmediaciones de los barrios: Independencia, La Pilar, Obrero, La Colonia, Eva Perón, El Palomar, Maradona, 8 de Octubre, 8 de Octubre Bis, 20 de Julio, 6 de Enero, Juan Domingo Perón, Virgen del Rosario, Don Bosco, La Nueva Formosa, Sagrado Corazón de María, Sagrado Corazón de Jesús, 16 de Julio, Luján, San Antonio y Virgen de Itatí.

Se dialogará con los vecinos para concientizar acerca de las medidas de prevención, se rociarán con insecticidas los patios y dependencias interiores domiciliarias, y se fumigarán los espacios públicos como calles, pasajes, parques, plazas y avenidas. Los móviles provistos con maquinarias especiales y equipos técnicos especializados recorrerán los lugares mencionados.

 

Prevenir

 

La cartera sanitaria recordó la importancia de la participación comunitaria ya que la medida más importante de prevención es la eliminación en las casas de criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contienen agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.

Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados) por lo que se recomienda que sean desechados.

Si no pueden eliminarse porque se usan permanentemente, debe evitarse que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos permanentemente (portamacetas, bebederos).

Es importante, también, prevenir la picadura del este insecto usando repelentes sobre la piel expuesta y sobre la ropa con aplicaciones cada 3 horas, colocando mosquiteros en las ventanas y puertas de las viviendas; y utilizando espirales o tabletas repelentes en los domicilios.