Compartir

Con trabajos para la detección y ataque al insecto vector, más la concientización a las familias de las medidas que deben cumplirse

Familias de zonas periurbanas y rurales, que residen en distintos puntos de la provincia son beneficiadas periódicamente con operativos integrales programados, destinados a la detección y control de la vinchuca, insecto vector de la enfermedad de Chagas.

En esta oportunidad, la campaña fue intensificada en la localidad de Subteniente Perín, situada a 235 km de la capital, en el centro sur-este de la provincia. Allí, las acciones fueron llevadas a cabo por brigadistas del Ministerio de Desarrollo Humano, que se desempeñan la base Vectores del hospital de la citada localidad.

Los operadores visitaron, casa por casa, donde desplegaron actividades preventivas, que se aplican para el control vectorial de la vinchuca, insecto que transmite el Chagas y que usualmente se aloja en las grietas de las paredes de las viviendas.

Como se realiza de manera programada, las acciones abarcaron también la numeración de las viviendas y registro con GPS, revisión del interior como de los patios, evaluación y rociado con insecticidas específicos, según precisaron desde la dirección del nosocomio a cargo. 

Paralelamente, se concientizó a las familias sobre la importancia de implementar las medidas de prevención destinadas a evitar la presencia de la vinchuca en la vivienda. Recomendaron que todas las personas que viven en la casa “se involucren en el cumplimiento de las medidas”, enseñaron e hicieron demostraciones prácticas de cómo debe hacerse cada una.

“Mantener la vivienda limpia y ordenada, tanto adentro como en los alrededores, mover los muebles y objetos de lugar periódicamente, prestar atención si se detectan vinchucas. Tener a los animales (domésticos y de corral) alejados de la casa; tapar las grietas y huecos de las paredes”, fueron algunos de los cuidados que pidieron cumplir a las familias.

Como consejo de prevención, también indicaron pintar las paredes con cal para ahuyentar al insecto. Y recalcaron que, en caso que se encuentren vinchucas en la casa, “se debe dar aviso al hospital, para que el personal de salud visite el lugar y se realicen rápidamente los estudios de detección de la enfermedad a los integrantes de la familia”, y se informe oportunamente a la base Vectores “para que se efectúen las acciones correspondientes del control del vector”.

Al concluir, destacaron que los operativos de control con las múltiples acciones que implica cada uno de estos, no se interrumpieron durante la pandemia y continuaron periódicamente con las recorridas por las casas, acentuando las tareas en las zonas donde la presencia del insecto es habitual.