Compartir

Con el objetivo de ampliar la inmunización por medio de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (HPV), en la ciudad fronteriza de Clorinda fue organizado un nuevo operativo de vacunación para los escolares de 11 años que asisten al nivel primario.

En este caso, se trató de las niñas y niños de esta edad que asisten al Instituto Privado “San José”, donde llegó un equipo de vacunadores del centro de salud del barrio Toba de esta localidad para aplicar la primera dosis de las dos que componen el esquema de dicha vacuna.

En el marco de la jornada se recordó a los padres, docentes y niños que esta vacuna es fundamental para prevenir en el futuro, en la edad adulta, cánceres de cuello uterino, pene, ano, vagina y boca que están asociados al Virus del Papiloma Humano (HPV).

Para lograr la protección frente al desarrollo de estas enfermedades, la vacuna debe suministrarse a los 11 años, tanto a niñas como a varones con un esquema de dos dosis que debe ser cumplido en tiempo y forma para alcanzar la mayor efectividad. “Una primera aplicación que debe ser repetida a los 6 meses con la segunda dosis para completar el esquema”, remarcaron.

Los vacunadores valoraron el buen recibimiento por parte de los docentes,  directivos y padres, con quienes tuvieron la oportunidad de dialogar para explicar los alcances y “la importancia que tiene esta  vacuna para proteger la salud de sus hijos”.

Asimismo aseguraron que estos operativos tienen lugar a lo largo del año. Para ello se visitan a cada una de las escuelas que se encuentran en el área de responsabilidad de este centro sanitario, concretándose cada uno “de forma programada, apuntando a cuidar la salud de la comunidad, teniendo en cuenta que los niños vacunados tendrán una vida de adultos protegida mediante esta inmunización”.

Además dieron a conocer que en el centro de salud “diariamente aplicamos la vacuna HPV y todas las demás que están en el calendario”. En tanto, son organizados otros operativos en terreno similares “para ampliar la cobertura y  llevar la vacuna hasta las casas, asegurando que cada niña y niño de 11 años la reciba oportunamente”.