Compartir

La doctora Cristina Mirassou, candidata suplente a diputada nacional por el Frente de Todos (FdT)- se refirió al avanzado desarrollo de la Campaña Provincial de Vacunación contra el COVID19 en Formosa.

En este contexto señaló que se trata de una “campaña extraordinaria” por la dimensión de la misma y los resultados alcanzados llegado a cubrir el 94% de población con la primera dosis y el 69% con segundas dosis.

La subsecretaria de Gestión de Establecimientos Asistenciales del 1° y 2° Nivel del Ministerio de Desarrollo Humano consideró que  “Estamos a muy poco de alcanzar la inmunidad de rebaño” y subrayó que al lograr esto ya no “surgirá ningún brote porque todo alrededor estará protegido”

En diálogo con la Agencia de Noticias Formosa (Agenfor) remarcó la vacunación a menores, de 5 a 11 años, teniendo “más de 30 mil niños”, es decir “el 36% cubierto con la primera dosis” destacando que en el caso de los jóvenes de 12 a 17 años “son 64mil dosis aplicadas que hacen un 78% del primer componente”.

Por eso resaltó que “estamos muy bien” y se va a continuar avanzando de esta manera, además de que en relación a la variante Delta en Formosa “no nos descuidamos” teniendo en cuenta, según lo informado por Nación de que en el AMBA ya circula el 40% de esta cepa.

Pero indicó que hay que continuar con los cuidados, sobre todo el uso del barbijo y ser prudentes, ya que en algunos países del mundo han empezado a aumentar los casos positivos a este virus.

A su vez, destacó el hecho de que poder haber recuperado todas las actividades, estando “mucho más tranquilos”, teniendo números diarios de contagios en un promedio de cinco por día, siendo muy bajo en toda la provincia.

Además subrayó el hecho de que en el país en general y la provincia tengamos “una cultura de inmunización” ya que, desde el gobierno de Néstor Kirchner se han ido incorporando más de 19 vacunas al calendario obligatorio, lo que favoreció para que la población tenga mayor aceptación a las vacunas contra el COVID, sin necesidad de incentivar a que acudan a inocularse, como sucedió en otras partes del mundo.

Y precisó que, si bien en Formosa hubo resistencia en comunidades aborígenes, solo fue cuestión de “tiempo” ya que ellos requerían de más información frente a las falsas noticias que circulaban, por eso los agentes sanitarios acudieron, promocionaron la inmunización y dialogaron hasta lograr la aceptación de todos.

“Ha sido un proceso que llevó su tiempo pero actualmente ya nadie prácticamente rechaza la vacuna” valoró.