Compartir

Niños de Ingeniero Juárez fueron beneficiados a través de una actividad conjunta que llevó adelante los equipos de salud del hospital distrital local y del centro sanitario del barrio Obrero de esta localidad.

La jornada fue desplegada en una de las plazoletas de la zona céntrica, donde fue dispuesta una carpa desde la que se ofrecieron de manera gratuita instancias de vacunación, además de controles médicos, de enfermería y odontológicos.

En cuanto a las vacunas, ambos equipos acentuaron la colocación de la dosis extra de vacuna triple viral a los niños de entre 13 meses y 4 años, en el marco de la campaña de seguimiento 2018 que se encuentra vigente hasta el 30 de noviembre para prevenir el Sarampión y la Rubéola, enfermedades que no presentan casos en nuestra provincia desde hace muchos años.

“Uno de los principales objetivos de nuestra actividad es alcanzar a la mayor cantidad de niños que tengan esta edad, para aplicar la dosis adicional de triple viral. Desde que empezó la campaña el 1 de Octubre estamos invitando a los padres a traer a los niños al hospital y al centro de salud a recibir la vacuna. También llegamos a las casas y en este caso los venimos convocando hace varios días para que vengan hasta aquí hoy”, relataron los referentes del servicio de vacunación respecto a la amplia cobertura brindada.

“Para alentar a los chiquitos a recibir su vacuna, organizamos sorteos y otros premios estímulos. Es una manera de que se entretengan, de captar su atención y de ese momento del pinchazo, que por es muy leve, pase rapidito y ellos no terminen llorando o enojaditos”, comentaron con entusiasmo.