Estudiantes secundarios participaron de un taller de prevención del embarazo adolescente no planificado

Compartir

Como parte de las acciones enmarcadas en la educación para el desarrollo de una salud sexual responsable.

El encuentro estuvo a cargo del equipo del centro de salud San Antonio y fue destinado a los estudiantes secundarios de la EPES Nº 91, con el objetivo de promover la prevención del embarazo no planificado en la etapa de la adolescencia.

En esta ocasión, los participantes fueron los chicos que asisten al 2º año de la citada institución educativa quienes, con entusiasmo, interactuaron con los expositores para formular preguntas y despejar dudas respecto a la temática.

Las disertaciones estuvieron a cargo de médicos, obstetras y enfermeros del centro sanitario, quienes alentaron a los jóvenes a la prevención por medio del uso de anticonceptivos, que se encuentran disponibles desde el sistema público de salud. En tanto, se refirieron a la procreación responsable como otro de los ejes esenciales.

Así, una vez más, repasaron cuáles son cada uno de los métodos anticonceptivos: pastillas, inyectables, DIU, implantes subdérmicos, preservativos. Sus formas correctas de utilización y cómo deben hacer para acceder a ellos, recordando que “es totalmente confidencial y siempre hay alguien del equipo de salud, para brindar el asesoramiento adecuado en cada caso”.

Al respecto, remarcaron que el preservativo es un método anticonceptivo más, pero, sobre todo, es actualmente, uno de los métodos más efectivos para evitar enfermedades de transmisión sexual “conocidas como ETS”, por lo tanto, “su uso es fundamental para cuidar la salud”.

Del mismo modo, fomentaron en los adolescentes el diálogo con los padres y con la familia para interiorizarse sobre estos temas. “La información correcta es una herramienta muy importante para prevenir el embarazo en edades tempranas”, enfatizaron y aseguraron que “estar abiertos a la comunicación es algo que ayuda mucho en todos los órdenes y también en estas situaciones”.

A lo largo de la charla, los chicos participaron de diversas actividades didácticas y para cerrar pintaron un mural “con frases elegidas o aprendidas en la jornada”. También recibieron souvenirs y obsequios alusivos.