Evaluarán más proyectos presentados por mujeres campesinas

Compartir

El coordinador provincial en Formosa de la Secretaría de Agricultura Familiar Campesina e Indígena (SAFCI) Lucas Rodríguez, adelantó que ingresarán a evaluación más proyectos presentados por grupos de mujeres campesinas, en el marco del programa “En Nuestras Manos”, que busca fortalecer las producciones de familias del NEA.

Esta semana, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, con el objetivo de atender la problemática de las poblaciones más vulnerables, realizó en forma virtual el Primer Comité de Evaluación y Seguimiento Territorial (CAST) para la región NEA, donde se aprobaron 14 proyectos productivos por más de 87 millones de pesos, que beneficiarán a unas 212 familias, que buscan mejorar la producción y comercialización de las cadenas avícola, caprina, frutihortícola, láctea y porcina, dos de ellos correspondieron a Formosa.

La provincia de Formosa presentó el Proyecto Tecnificación de la Producción Porcina de las Mujeres Rurales km 210 y el Proyecto Alimento y Granja en Unión Escuela, del Grupo Las Emprendedoras.

Los fondos nacionales para las iniciativas de la provincia alcanzarán en esta oportunidad los más de 12 millones de pesos para proveer de equipamiento a proyectos productivos impulsados por mujeres paipperas que involucran a más de 20 familias, beneficiando a un total de 80 personas de las localidades Villa General Güemes y Colonia Km 210.

La iniciativa es impulsada por la cartera agropecuaria nacional, a través de la Secretaría de Agricultura Familiar Campesina e Indígena (SAFCI) y la Dirección General de Programas y Proyectos Sectoriales y Especiales (DIPROSE), por medio del PROCANOR, y con el apoyo del INTA y los gobiernos provinciales.

La primera convocatoria se lanzó el 18 de octubre del 2020 y es una iniciativa que complementa el Plan Nacional Contra el Hambre y las acciones tomadas por el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad con el fin de disminuir las brechas de género, en particular en el ámbito rural.

En diálogo con Agenfor, Rodríguez precisó que “Se trabajó en la provincia con organismos de carácter nacional como el INTA, pero también con aquellos de la esfera provincial como el caso del IPAIPPA y la Jefatura de Gabinete en la presentación de los proyectos. Ya fueron evaluados cuatro, aprobados dos y próximamente habrá una segunda etapa de evaluación para los demás proyectos que fueron presentados”.

Sobre los proyectos, dijo que uno de ellos es el Proyecto Tecnificación de la Producción Porcina de las Mujeres Rurales de la localidad Km 210 y que el financiamiento que se solicitó permitirá incorporar maquinaria de gestión colectiva como tractor, arado, para obtener forraje para la alimentación de ganado porcino y también botiquín sanitario, boyeros eléctricos, a nivel predial, para fortalecer la actividad de 15 mujeres asociadas. En este caso el aporte será de $9 millones.

Por otro lado, el Proyecto “Alimento y Granja” en el paraje Unión Escuela”, del Grupo Las Emprendedoras, de Villa General Güemes, está destinado a la incorporación de tecnologías para lograr la continuidad en la producción avícola con la incorporación de equipamientos tecnológicos y genética de mayor eficiencia para la región.

Con una inversión cercana a los 3 millones de pesos, se prevé la adquisición de un equipo para la producción y reserva de forrajes y para agregado de valor y conservación, de modo poder incorporar innovación en el eslabón forrajero a través de la implementación de silos tipo anillo e implantación de pasturas.

“El trabajo de estos meses está enmarcado en una planificación estratégica que el Modelo Formoseño ejecuta, orientando sus políticas publicas hacia los pequeños productores hace más de 25 años. Así que seguimos en esa línea, nos parece importante la mirada integradora: no tener en cuenta solo el desarrollo de los pequeños productores en lo vinculado a la producción, sino al desarrollo integral de la persona que habita el medio rural” destacó, especialmente en este caso, el de la mujer rural como componente fundamental de la familia rural.