Exitosa convocatoria a una nueva colecta externa de sangre

Compartir

Feligreses de la Iglesia de los Mormones se sumaron a la cruzada solidaria con su donación.

Con una significativa adhesión se llevó adelante una nueva colecta externa de sangre, que formó parte de las ininterrumpidas actividades que, a lo largo del año, lleva adelante el Gobierno de Formosa, a través del Ministerio de Desarrollo Humano, el Centro Provincial de Hemoterapia y el Programa Provincial Sangre Segura, destinadas a alentar la donación de sangre voluntaria, segura, habitual y gratuita.

La misma tuvo lugar en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocida como la Iglesia de los mormones, situada en las calles Maipú y Julio A. Roca, de la ciudad de Formosa, donde asistieron a donar los feligreses de la institución.

Enmarcadas por los protocolos para la prevención de COVID – 19, las extracciones estuvieron a cargo de bioquímicos y técnicos del Centro Provincial de Hemoterapia que, en días previos, articularon la actividad con referentes de la iglesia.

Asimismo, cabe destacarse que en días anteriores a la colecta “hicimos una reunión informativa vía zoom, es decir, con modalidad virtual, de la que participaron los fieles, los potenciales donantes, precisamente para informarse sobre la importancia de la donación y todo el proceso de colecta”, comentaron los profesionales de salud a cargo del operativo.

Los organizadores, calificaron a la jornada como “una convocatoria muy exitosa”, ya que, contó con la participación “de muchos fieles de la iglesia que entendieron el alto valor que tiene la donación de sangre para muchas personas que la necesitan y se acercaron a donar”, subrayaron.

Recordaron, que son muchos “los que dependen de la donación de sangre para mejorar su salud y calidad de vida, e inclusive para salvar sus vidas. Hay personas que están enfermas y necesitan de una donación para iniciar o continuar un tratamiento, en el que la sangre es el medicamento y no tiene ningún otro sustituto”. 

Asimismo, reiteraron que cada unidad de sangre extraída “puede salvar hasta 4 vidas” porque, a su vez, se divide luego en los productos sanguíneos que componen la sangre (plasma, plaquetas, glóbulos rojos) “que se aplican a las personas, según sus requerimientos de salud. Y ahí radica la gran importancia de donar, si pensamos en todo lo que podemos hacer por nuestro semejante cuando decidimos ser donantes”.

“Estamos muy agradecidos con los donantes que se sumaron a la iniciativa. Con los referentes de la iglesia que hicieron la convocatoria y con el equipo de salud que trabaja, intensamente, para lograr los objetivos trazados, sobre todo en el contexto de pandemia que venimos trabajando, con todos los cuidados necesarios”, concluyeron los responsables, encargados de la colecta.