Compartir

Un equipo interdisciplinario de salud del Hospital de Palo Santo desplegó una nueva jornada de amplia labor sanitaria para reforzar el cuidado de la salud de las familias que habitan en la colonia El Comienzo, ubicada a pocos kilómetros de la localidad.

De este modo, se concretaron “múltiples atenciones médicas y obstétricas, odontológicas; vacunación, ecografías; prestaciones de enfermería; entrega de leche, medicamentos y anticonceptivos”, que se complementaron con instancias de promoción de la salud.

Las vacunas del calendario “fueron aplicadas en todas las edades, con hincapié en esta época del año para los grupos de riesgo en la vacuna antigripal”, dieron a conocer.

A las embarazadas “se le hicieron los controles prenatales establecidos (peso, tensión arterial, medición uterina) y otros, para evaluar el desarrollo del embarazo y también ecografías para ver cómo va el crecimiento del bebé”.

Asimismo, se llevaron a cabo controles de tensión arterial, mediciones antropométricas (peso, estatura y talla), testeo del nivel de glucemia, controles de la piel y de heridas. Dichos exámenes se acentuaron en las personas con factores de riesgo o con diagnóstico de enfermedades crónicas como: diabetes, hipertensión, cardiopatías, asma, entre las más frecuentes.

“Todos los pacientes fueron evaluados medicamente, atendidos y en los casos necesarios fueron indicados los tratamientos a seguir. Mientras que a otros se les programaron turnos para atenciones más específicas en nuestro hospital”, relataron desde el equipo de sanitaristas.

Al final de las atenciones se entregaron los medicamentos indicados por los profesionales, cajas de leche para niños y embarazadas, y anticonceptivos. También  se dialogó con las familias para fomentar en ellas hábitos saludables que contribuyan a mantener una buena salud y calidad de vida.

Entre los temas se instó a los vecinos a adoptar una alimentación sana, basada mayormente en frutas y verduras; aplicarse todas las vacunas respetando las edades, esquemas y grupos de riesgo que indica el calendario; lavarse las manos frecuentemente y cuidar el agua que se va a consumir; concurrir periódicamente a la consulta médica sin esperar sentirse enfermos.