Familias del San José Obrero recibieron vacunas en sus casas

Compartir

Se completaron esquemas para actualizar los carnets en todas las edades

Niños y adultos que residen en el barrio San José Obrero fueron beneficiados con una nueva recorrida programada, dispuesta, en esta ocasión, para aplicar las dosis de vacunas gratuitas del Calendario Nacional vigente, en sus propios domicilios.

Para ello, un equipo de vacunadores del centro de salud del mismo barrio, visitó casa por casa a las familias. Fueron revisados los carnets de vacunación y aplicadas las dosis “de acuerdo a las edades y a las condiciones de salud de cada persona, iniciando o completando los esquemas”, según explicaron los responsables del operativo de inmunización.

Respecto a la población abarcada en esta oportunidad, comentaron que, como se hace habitualmente, el hincapié fue puesto en “los adultos mayores de 65 años, los niños, las embarazadas y personas con enfermedades crónicas”, teniendo en cuenta que “son los grupos de mayor riesgo frente a varias enfermedades”.

Asimismo, precisaron que, en esta época que aún persisten los días frescos siguen insistiendo en la importancia de la vacuna antigripal, como también de las otras que integran la campaña de invierno (triple bacteriana acelular y antinuemocóccica), destinadas a disminuir en los grupos de riesgo, las consecuencias “de las enfermedades respiratorias más frecuentes durante el periodo invernal.

En relación a los niños, dieron a conocer que se revisaron “rigurosamente sus carnecitos” y fueron completados los esquemas con las vacunas establecidas “desde el nacimiento”.

Recordaron que, “los niños son muy susceptibles a contraer enfermedades” porque su sistema de defensa es “todavía débil y se encuentra en desarrollo”. Por eso “la mayoría de las vacunas están indicadas para los primeros años de vida”, para protegerlos mediante una simple dosis de vacuna que además es gratuita.

Como mensaje a los vecinos, subrayaron que “Si nos vacunamos, cuidamos nuestra salud y a la vez, la salud de los que nos rodean. Porque así evitamos que los virus, bacterias y otros agentes infecciosos, continúen circulando, contagiando y transmitiendo las enfermedades”.