Compartir

Conocido el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que ordena a la provincia de Formosa dar ingreso a 7.500 personas inscriptas en el Programa de Ingreso Ordenado y Administrado en el lapso de 15 días, la directora de Coordinación de Establecimientos de Atención de 1° y 2° Nivel del Ministerio de Desarrollo Humano, la doctora Laura Filippini, reconoció que la noticia es un verdadero “baldazo de agua fría” para el equipo de salud.

La funcionaria señaló a AGENFOR que en la actualidad existen 45 Centros de Aislamiento Preventivo (CAP) en la provincia y que por orden del gobernador Gildo Insfrán, con colaboración de los intendentes municipales, se buscan nuevos edificios que cuenten con las condiciones necesarias para alojar a estas personas, que –subrayó- provienen de provincias donde hay gran circulación del virus.

Para la especialista, “es una pena que por una minoría de personas que solo piensan en ellos, tengan que hacer tanto daño a una provincia que lidera el país, de la forma que tenemos el sistema sanitario, con una sola muerte que lamentar, alrededor de provincias que tienen alta circulación viral. El resto de las provincias no tomaron las medidas que corresponden, no se acepta que Formosa sea un ejemplo en el manejo del COVID”.

La médica dijo a esta Agencia que si bien se esperaba una resolución similar a la que tomó la Corte, no se imaginaban que fuera tan rápido, lo que –dijo- afectará profundamente a la organización del sistema sanitario.

Tras lamentar la decisión del máximo Tribunal de Justicia de la Nación, precisó que “como dijo el Gobernador, estaremos más unidos que nunca, fortalecidos, con ayuda de los intendentes será un desafío nuevo”.

Trajo a colación la doctora Filippini, que las personas que “nos obligan a recibir” provienen de lugares con alta circulación del virus, por lo tanto son “altamente sospechosos de traer la enfermedad”.

Dijo que eso mismo está ocurriendo ahora: “La mayoría de los que vienen de Córdoba son positivos. Al ser (un ingreso) organizado, enseguida cuando se los detecta, se los bloquea apenas ingresan”, explicó.