Formosa fue pionera en el reconocimiento de los derechos de los pueblos originarios

Compartir

Así lo remarcó el titular del ICA, al valorar las políticas gubernamentales implementadas por el Gobierno provincial destinadas a mejorar su calidad de vida.

El presidente del Instituto de Comunidades Aborígenes (ICA), Esteban Ramírez, al reflexionar sobre el Día Internacional de los Pueblos Originarios, que se conmemora cada 9 de agosto, según lo establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su declaración del año 1994, sostuvo que “en la Formosa se ha avanzado positivamente” en cuanto a las políticas públicas que “se fueron implementando en cada comunidad de todo el territorio provincial”.

Hizo notar que en particular en la provincia fue mucho antes, con la Ley Integral del Aborigen N° 426 sancionada en 1984: “Formosa fue pionera en el país y gran parte del mundo en el reconocimiento de los derechos de los pueblos originarios”, destacó categórico.

Puso de resalto que “ese avance formidable lo podemos mostrar”, citando por ejemplo, en educación la enseñanza bilingüe y los maestros MEMAS; mientras que en salud con los agentes sanitarios y las parteras tradicionales pertenecientes a las distintas etnias.

Del mismo modo en infraestructura con modernos hospitales y centros sanitarios que cuentan con todo el equipamiento necesario y escuelas en cada una de las localidades.

También, se sumaron a los equipos médicos y licenciados en Enfermería que están atendiendo en sus propias comunidades, “lo cual es muy importante”.

En el caso de la producción “con distintos proyectos” y en materia vial las rutas y caminos para poder llegar a los pueblos más alejados que hay en el interior provincial.

Tras enumerar las realizaciones que se han logrado, el titular del ICA sostuvo contundente que se sigue trabajando en esa misma línea “porque hay un proyecto político con un modelo de provincia que lleva soluciones a los problemas que se van presentando en cada una de las comunidades”.

Políticas activas

En otro orden, recordó que a partir de la Ley 426 se creó el Instituto de Comunidades Aborígenes, donde está establecido que el presidente es designado por el Poder Ejecutivo Provincial. Y los directores son electos por sus respectivos pueblos, cada dos años y pueden ser reelectos.

De ese modo, el ICA ejecuta en las comunidades las políticas gubernamentales, en un trabajo conjunto y coordinado con las autoridades territoriales, que son los caciques como presidentes y delegados según corresponda.

Ramírez, a su vez, reprobó que en los cuatros años del Gobierno del expresidente Mauricio Macri “no se construyó una sola vivienda”, gestión que además denunció sacó del Presupuesto nacional en el 2017 lo asignado para la construcción de viviendas aborígenes.

Al margen de ello, el funcionario enfatizó que “en Formosa se logró un avance muy importante en lo que es otorgar títulos de propiedad comunitaria”, mencionando que “el 99% tienen su título y lo que resta está en trámite de ir al lugar, hacer el relevamiento y la mensura para obtener el título, por lo que también se está trabajando en ello”.

Calificó este hecho como “revolucionario” para el año 1984, ya que “en esa época aún no existía ninguna legislación nacional que tratara la problemática”, sin embargo, la provincia avanzó en el mismo.

Todo lo antes expuesto hizo posible que haya sido formidable el avance que tuvo la provincia en cuanto al nivel de vida de los pueblos originarios.

“Por supuesto, las políticas se siguen implementando en el marco del Modelo Formoseño merced a la decisión del gobernador Gildo Insfrán, para atender como corresponde a los hermanos originarios y apuntando también a su integración”, concluyó.