Compartir

El economista liberal Roberto Cachanosvky posteó el día de ayer un gráfico referido al incremento del empleo público en las provincias argentinas. En dicho gráfico, confeccionado en base a datos oficiales del estado nacional, Formosa figura como la que menos ha incrementado porcentualmente la cantidad de personal de la administración pública.

El Diputado Nacional (PJ) Luis Basterra analizó dicha información y expresó que “entre 2003 y 2015, Formosa incrementó apenas un 15,1% la cantidad de agentes estatales, mientras que la población total, en el mismo período, aumentó alrededor de un 30%”.

 “Con las cifras expuestas, se echa definitivamente por tierra recurrentes análisis falaces y cargados de prejuicios, que intentan generar la idea de un estado derrochador, sobrecargado de personal”.

En efecto, aludió a que “la tabla sobre el comportamiento del aumento del empleo público en cada provincia que publica este promotor del liberalismo, coloca a Formosa en la mejor posición con el menor incremento, de sólo el 15,1%. La media nacional es de un 59,3%, mientras que otros estados como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que los defensores del contumaz centralismo la acomodan como administración ejemplar, con el 81,3%, aparece en los primeros lugares de crecimiento de su plantilla de empleados públicos”.

“El trabajo de un economista como Cachanovsky, histórico crítico del peronismo, destierra el concepto de la gestión del estado provincial como una máquina de incorporar gente al estado y con ello el supuesto reaseguro de todo tipo de favores”, subrayo.

Basterra indico que “este modelo de eficiencia y austeridad ha permitido al Gobernador Insfrán asignar el mejor aumento salarial del país, con una recomposición del 42%. Formosa se posiciona así, como la del salario bruto promedio más elevado del norte argentino en el orden de los $51.661, y con el mejor índice de Gini, es decir, la mejor distribución del ingreso de las 10 provincias del norte grande. Estas cifras hablan a las claras de eficiencia sin ajuste ni despidos.

“En Formosa somos alrededor de 600 mil habitantes y son 41 mil los empleados públicos, lo que representa menos del 7% de la población total.  Alrededor del 79% del total, se cuentan en el sector docente, de salud o de seguridad”. Agregó además que “En Formosa, el crecimiento de la planta estatal responde a dotar de personal las 1359 escuelas construidas durante la gestión del Dr. Insfrán, con más de 20.000 docentes, así como a las áreas de salud con 5.000 empleados y seguridad con otros 5.000 agentes”; a la vez que se preguntó “¿Dónde trabajaran los miles de empleados que contrató el PRO en la Ciudad de Buenos Aires desde el 2007?, teniendo en cuenta que es el distrito con menor presencia del Estado en la educación por ejemplo. Recordemos que la matrícula de alumnos en escuelas públicas porteñas es apenas del 49%. Evidentemente el incremento de cargos no ha sido para dotar a las escuelas de maestros, en el distrito con el índice más alto de matrícula privada”, aseveró.

Parafraseo al gobernador (Gildo) Insfrán coincidiendo en que “los formoseños no aceptamos ser argentinos de segunda”, advirtiendo que “aunque se insista con cuanta mentira se tenga a mano en defender a la gestión nacional, lo real es el tremendo fracaso económico, social, ético y político de Mauricio Macri, y que el famoso Cambio que se prometía significo una fenomenal transferencia de ingresos, despidos, inflación y endeudamiento.