Compartir

El Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID 19 destacó que en la última quincena del año 2020 se reportaron en nuestra provincia 51 casos positivos a COVID-19, mientras que en la primera quincena de este año nuevo se han notificado 545 casos.

Es decir, hubo un aumento de 10 veces más, sumándose el fallecimiento de 5 comprovincianos en estos 15 días. “Los números son contundentes y nos obligan a redoblar todos los esfuerzos” destacaron.

“Con un enorme trabajo conjunto de pueblo y gobierno, hemos logrado contener el ingreso y la transmisión del virus durante 10 meses. Nuestros indicadores sanitarios, que son los mejores del país, demuestran que los objetivos propuestos en la fase de contención fueron logrados” consideraron.

Tras ratificar que Formosa se encuentra en fase de mitigación, sostuvieron que “debemos disminuir por todos los medios el daño que puede provocar el virus en nuestra población”.

“Ya sabemos cuáles son los cuidados que debemos tener y los protocolos que debemos cumplir. Los hemos aprendido, promocionado e implementado juntos a lo largo de esta pandemia. Hoy esos cuidados pueden ser la diferencia entre la salud o el contagio, y en última instancia, pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte” exhortaron.