Compartir

Al brindar su mensaje ante la Legislatura Provincial, el gobernador Gildo Insfrán destacó que luego de casi un año de pandemia “Formosa sigue siendo la provincia con la menor cantidad de casos positivos y fallecidos por COVID-19 de la República Argentina”, aunque lejos de “celebrar números” se valoran “los miles de contagios evitados” y “las cientos de vidas salvadas” merced a la estrategia sanitaria y epidemiológica adoptada.

En declaraciones que recogió AGENFOR, el primer mandatario formoseño puso de resalto que “gracias al extraordinario esfuerzo colectivo que realizamos juntos, pueblo y Gobierno, logramos tener los mejores indicadores sanitarios del país frente a la pandemia”.

“Podemos decir con orgullo que luego de casi un año de pandemia, seguimos siendo la provincia con la menor cantidad de casos positivos y fallecidos por COVID-19 de la República Argentina”, subrayó.

En ese sentido, planteó que si se proyectaran las estadísticas nacionales a la población formoseña, “la provincia tendría 29.655 casos positivos y 732 comprovincianos fallecidos”. “No celebramos números, sino que estamos valorando los miles de contagios evitados y las cientos de vidas salvadas”, acentuó el titular del Ejecutivo.

No obstante, recalcó que “nada está asegurado hasta tanto dejemos atrás a la pandemia”, por lo que “de todos nosotros depende seguir cuidándonos a nosotros mismos, a nuestros seres queridos y al actual estatus sanitario que hemos alcanzado”.

Hizo notar que “los logros excepcionales de Formosa son muy difíciles de encontrar en otras partes del mundo”, aunque, sin embargo, “mientras los formoseños luchamos por la salud y la vida de cada miembro de nuestra comunidad, algunas personas no han dejado de priorizar sus intereses personales, políticos o electorales”.

“Ante cada medida sanitaria tomada en defensa de la población, estos sectores operaron permanentemente para atacarlas desde todos los frentes posibles –rechazó-. No escatimaron en manipular información, engañar con generalizaciones falsas y ocultar la realidad de la provincia desde una mirada sesgada”.

Cuestionó que “otros intentaron explicarnos desde la distancia y el fracaso cómo debíamos hacer nosotros las cosas”, cuando “mal pueden venir a enseñarnos quienes nunca tuvieron la humildad necesaria para aprender”.

“Se dicen republicanos, pero no tardan en pedir intervenciones a la provincia para ocupar las responsabilidades que el voto popular les niega. Se dicen democráticos, pero desprecian al pueblo, descalificando el voto de los formoseños”, cargó el Gobernador.

Afirmó que “a esos sectores les decimos que la vida de un solo comprovinciano vale más que todas sus operaciones y mentiras juntas”, acentuando que “tenemos espalda suficiente para resistir todos los ataques motivados por su odio y mezquindad, pero hay un límite: no vamos a aceptar que le falten el respeto al más digno y noble de los pueblos. No vamos a aceptar que le falten el respeto al pueblo formoseño”, insistió.

Identidad formoseña

En el tramo final de su alocución, el gobernador Insfrán destacó que “tenemos una identidad forjada en el trabajo, en la superación de adversidades y en la lucha permanente por un futuro mejor”, marcando que si bien “siempre enfrentamos desafíos difíciles, nunca una adversidad tan descomunal como esta pandemia, la más letal de los últimos 100 años”.

“El virus puso de rodillas al mundo –expuso-. Pero los formoseños no nos arrodillamos ante nada ni ante nadie, solo ante Dios. Y esta vez no fue la excepción”, porque “nos comprometimos a defender la salud y la vida de toda la comunidad y cumplimos con la palabra empeñada”.  

“Es verdad que atravesamos momentos difíciles que pusieron en máxima tensión nuestra logística y organización –evaluó-. Les hablé con total sinceridad y me atreví a pedirles hacer lo imposible, porque no conozco pueblo más tenaz, decidido y valiente que el pueblo formoseño”.

Resaltó que “trabajamos unidos como comunidad organizada y con mucho amor por Formosa, y así logramos alcanzar nuestros objetivos y superar todas las adversidades”.

“Con esta misma fortaleza y convicción seguiremos haciendo realidad el Modelo Formoseño que está más vigente que nunca”, aseguró, ya que “allí hemos encontrado las respuestas para hacer frente a esta pandemia inédita y dejarla atrás, avanzando en la transformación de la provincia para felicidad de cada uno de los habitantes de esta tierra”.

Bases sentadas

En esa línea, subrayó que “ya hemos sentado las bases fundamentales para el despliegue de nuestras potencialidades”, logrando alcanzar la mayor red vial de la historia de la provincia, el mejor sistema energético y de manejo de recursos hídricos, la mayor conectividad y la más amplia infraestructura para el desarrollo.

“A estos sueños ya los cumplimos, pero no nos conformamos porque hoy ya sabemos que nada es imposible para los formoseños”, distinguió.

“Tenemos nuevos sueños y grandes proyectos por realizar. Los convoco a todos, sin distinción alguna, para que juntos los hagamos realidad”, llamó Insfrán, garantizando que “con la fuerza de los hombres y mujeres de esta tierra, el ímpetu de los jóvenes, la sabiduría de nuestros mayores y el espíritu inquebrantable que nos caracteriza lo vamos a lograr”, concluyó.