“Gran éxito” de las ferias extraordinarias de fin de año organizadas por el Instituto PAIPPA

Compartir

El ingeniero Daniel Coenes, coordinador de las ferias francas del Instituto PAIPPA, destacó “el gran éxito” de las ferias francas extraordinarias con motivo de las fiestas de fin de año.

“Tuvimos récord de gente en la primera edición de Navidad, con más de 1300 personas entre los dos puestos”, superándose de esa forma los registros de años anteriores, hizo notar el funcionario a AGENFOR.

En ese sentido, describió que este miércoles, las ventas nuevamente fueron muy buenas para los productores paipperos, quienes cada año, para las ediciones especiales, preparan importantes ofertas y variedad de productos en los dos puntos de venta habilitados: el predio ferial del barrio La Paz y el playón del IPAIPPA, situado en la calle Padre Grotti 1040 de la capital.

Coenes comentó que “desde muy temprano la gente hizo fila para ingresar a los lugares de venta, habida cuenta de la exigencia de los protocolos sanitarios vigentes por la pandemia de coronavirus”, puntualizando que “si bien tenemos renovadas esperanzas a partir de la llegada de la vacuna contra el COVID-19 a la provincia, seguimos con la guardia alta”.

Ello significa que “en sus puestos, los productores respetan la distancia social, utilizan los elementos de bioseguridad personal, mientras que los vecinos asisten con el barbijo colocado”, recalcó.

Además de esto, el personal les provee a las personas el alcohol en gel para el lavado de manos al ingresar y también supervisan la capacidad máxima permitida en las instalaciones.

Asimismo, el especialista evaluó ante esta Agencia que en el cierre de un año “atípico y difícil”, las ferias extraordinarias “fueron un éxito”, al marcar que “tuvimos récord de gente en la primera edición de Navidad, con más de 1300 personas entre los dos puestos”, superando el registro de años anteriores, donde “en promedio habíamos tenido 900”.

No obstante ello, destacó el ingeniero Coenes que este logro no solamente es de los productores que se ven beneficiados en términos económicos “gracias a su trabajo” y “el apoyo del Gobierno provincial de ofrecer un lugar para que puedan vender sin ningún tipo de costos”, y que a su vez también “a los vecinos de la ciudad les permite conseguir alimentos frescos, sanos, inocuos, directos desde la chacra de productores formoseños” a precios muy accesibles.

Popularidad

Con el paso del tiempo, las ferias paipperas han ido ganado popularidad entre la gente, recalcó el coordinador de las ferias, y por esta razón “muchísimos emprendedores quieren sumarse”. No obstante, “lamentablemente no a todos podemos incluir justamente por las medidas sanitarias vigentes”, esclareció.

Sobre el final, puso de resalto que en el interior también se abrieron ferias en distintas partes “que hoy están funcionando perfectamente bien”, mencionando a modo de ejemplo a localidades como El Espinillo o Ingeniero Juárez, ubicada en el noroeste de la provincia, “donde hasta hace unos años era impensado vender producción de hortalizas locales”.

“Actualmente allí por lo menos cada 15 días se organizan” los productores de esa zona, concluyó.