Compartir

Gremialistas de ATE y CTA realizaron una panfleteada en la Avenida 25 de Mayo y la calle Rivadavia, con el objetivo de informarle a la sociedad sobre los negativos impactos que traerá para los trabajadores la reforma laboral que impulsa el Gobierno nacional, entre los cuales se incluyen la precariedad laboral y la reducción de salarios y aportes en el sistema de seguridad social.

La secretaria adjunta de la CTA, la profesora Betty Galeano, explicó que organizaron esa actividad para «informarle a la población y a su vez también entrar en un proceso de concientización sobre lo que significa esta reforma, la cual, mirándola de todos lados, la rechazamos absolutamente porque es un proyecto regresivo de lo que fueron años de conquistas de los trabajadores. Inclusive, hay trabajadores que han entregado la vida en función de demandas que se han materializado en leyes».

Alertó diciendo que «hoy se nos plantea un retroceso, una quita brutal de todos estos derechos adquiridos, que no son solamente condiciones salariales, sino también de contratos y laborales específicamente que van para atrás y que van a significar una situación en la que la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras en general va a entrar en un estado de precarización brutal que ni quisiera imaginar».

Comentó respecto de la entrega de los folletos que «la gente recepciona los volantes, algunos se asombran, otros dicen que lo vieron en la tele, pero en concreto no manejan con detalle los puntos más sobresalientes de esta ley y en qué específicamente nos va a afectar».

«Justamente, para eso nosotros hicimos un volante donde pusimos los puntos fundamentales, como por ejemplo el tema de la irrenunciabilidad», dijo, ejemplificando que «si antes por ejemplo se consideraba que todo lo que ya estaba establecido en los contratos de trabajo y convenios colectivos, ahora con esta ley se plantea la posibilidad de que el trabajador renuncie a esas condiciones ante el hecho de poder ser incorporado a un trabajo. Consideramos que eso es un chantaje».

«El otro tema es el llamado blanqueo laboral, que si bien suena lindo al decirlo, el problema es en qué condiciones van a blanquear -advirtió-. Sabemos que existen muchas personas que viven años en situación de trabajo en negro, lo que significa sin amparo legal, y ahora podrá hacer un reclamo, pero únicamente serán reconocidos 60 días. Eso es lo que dice el borrador del anteproyecto que ellos presentaron». 

Además, remarcó que «van a aumentar las horas de trabajo, eliminando las horas extra. Lo que años costó que a los trabajadores se les reconozcan las ocho horas, ahora te van a decir es legal trabajar 12 o 16 horas, o de acuerdo a la voluntad o el interés codicioso que la patronal te exija». 

Finalmente la gremialista confirmó que «hay un paro nacional de ATE y CTA que se viene para el día 6 de diciembre. No obstante, nosotros vamos a seguir con esta campaña de difusión, información y concientización no solamente en el centro de la ciudad, sino también en los barrios».