Compartir
La adolescente Sara Raquel Giménez, que era buscada intensamente por la policía desde días atrás, fue hallada cerca de la medianoche del martes último junto a su pareja.
Como se informara oportunamente, la denuncia fue radicada por la madre de la joven en la Comisaría Séptima, quien refirió que su hija salió de su domicilio, sito en la manzana 12 del barrio Lujan, el pasado  8 del corriente mes y año alrededor de las 5 de la mañana sin haber regresado a su casa.
Inmediatamente personal de la Seccional Séptima y de la Sección Trata de Personas del Departamento Informaciones Policiales se abocaron a la búsqueda de la joven por diferentes sectores del mismo barrio y aledaños, entrevistándose además con familiares, amigos y vecinos de la zona con el fin de obtener mayores datos que encaminen la investigación, pudiendo obtener información de que la joven había sido vista junto a una persona en el barrio San Isidro, motivando esto a que toda la búsqueda se centre en dicho sector, iniciándose un amplio  rastrillaje en el barrio San Isidro, zonas aledañas al riacho Formosa y barrio Fachini contándose con la participación de un importante grupo de efectivos pertenecientes a las distintas dependencias que componen la Delegación de la Unidad Regional Uno –Distrito Cinco-, Departamento Informaciones Policiales, Sección Trata de Personas, personal de la Zona 5 del Comando Radioeléctrico, de la Sección Canes, Montada y cadetes del Instituto Superior de Formación Policial. Durante ese procedimiento se había hallado prendas de vestir que fueron reconocidas por la progenitora de la causante como las que utilizaba su hija.
La búsqueda continuó por otros barrios de la ciudad y del interior provincial hasta que cerca de la medianoche del martes último, la madre de la menor informó haber recibido una llamada por parte de su hija (Sara) quien le expresó que se encontraba bien y en compañía de su pareja en el barrio Urbanización España. Con esa información el operativo se trasladó hasta dicho barrio y junto con los padres de la causante se logró hallarla en la vía pública junto a un joven de 26 años, donde Sara expresó que se había ido de la casa por voluntad propia para vivir con su novio sin haber comunicado nada a su familia.