Compartir

En la céntrica plaza San Martín de nuestra ciudad continúa emplazada durante esta semana una carpa del ministerio de Desarrollo Humano provincial, desde la cual se promueve fuertemente en la comunidad la prevención de las hepatitis virales.

La actividad se encuentra coordinada por los equipos del Departamento de Inmunizaciones y del Programa provincial de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) –HIV/SIDA y Hepatitis Virales- dependientes de la cartera de salud provincial y tienen por objetivo brindar a la población la información necesaria para prevenir las hepatitis causadas por virus, llamadas también “hepatitis infecciosas”.

“Desde el pasado lunes 29 de julio hasta el viernes 2 de agosto, los transeúntes y vecinos interesados en conocer sobre estas enfermedades pueden acudir a la carpa, de 16 a 20 hs”, comentó Julián Bibolini, médico infectólogo a cargo del Programa de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), HIV/SIDA y Hepatitis Virales.

Al respecto explicó que se  están entregando material gráfico con información para que “la gente se interiorice y tome conciencia sobre todos los distintos tipos de hepatitis virales, sus formas de transmisión y la prevención. Además “se está aplicando la vacuna contra la hepatitis B y hepatitis A, que son las dos vacunas gratuitas que el sistema de salud tiene incluidas en el calendario de vacunación como medidas muy importantes para prevenirlas”.

Por otra parte, reveló que “martes y jueves también se realiza el testeo gratuito de la hepatitis B, estudio que permite detectar la enfermedad y que lleva solo unos pocos minutos. Es a través de un pinchazo, similar al que se hace para medir la glucosa, así que es muy sencillo y a la vez efectivo” teniendo en cuenta que muchas personas que la padecen no presentan síntomas aunque estén infectadas con el virus y pudiendo igualmente transmitirlo.

La hepatitis es una enfermedad que afecta el hígado y en la mayoría de los casos es causada por un virus. Las hepatitis virales son cinco, originadas en mayor medida por los virus: A, B y C; y en menor medida por los virus D y E.

Las B y C son las que presentan con más frecuencia casos de gravedad y mortalidad, ya que pueden evolucionar en patologías crónicas como insuficiencia hepática aguda,  fibrosis, cirrosis y cáncer de hígado, si no se detectan y tratan a tiempo adecuadamente.

Ambas se transmiten a través de la sangre o fluidos, por ejemplo a través de relaciones sexuales, sin el uso del preservativo, es decir sin protección. Y si bien  es menos probable que la C se produzca por transmisión sexual, el contagio se da entre personas que comparten jeringas para la aplicación de drogas endovenosas, agujas o elementos cortantes y/o punzantes.

Para prevenir la hepatitis B existe una vacuna de tres dosis que es para todas las personas sin necesidad de receta a partir del 2014. “Me aplico la primera dosis, la segunda al mes y la tercera a los 6 meses de la primera”, indicó Bibolini sobre el esquema, recalcando que “es importante tener las tres dosis completas porque no solamente se protege uno mismo, sino que de esta manera se evita asimismo la transmisión de la enfermedad a otra  persona”.

“En la carpa también estamos haciendo entrega de preservativos e insistimos en la prevención de las hepatitis y de las demás enfermedades de transmisión sexual a través del uso del preservativo durante las relaciones sexuales en todas sus formas: vaginales, anales u orales”, añadió Bibolini.