Hospital Central fue sede del encuentro mensual de cirugía plástica del NEA

Compartir

En conjunto con la Sociedad de Cirugía Plástica del Nordeste y la filial Formosa de Cirugía Plástica, el hospital Central de Formosa llevó adelante un nuevo encuentro que reunió a profesionales de esta disciplina y que tuvo por objetivos principales el aporte de saberes y compartir experiencias en el abordaje de casos.

Al lugar asistieron cirujanos plásticos del hospital anfitrión, hospital de la Madre y el Niño y hospital distrital 8. Además estuvieron presentes colegas de las provincias de Chaco, Corrientes y Misiones.

“La modalidad fue de charla, desde la que se apuntó a brindar nuevos conocimientos en relación al abordaje de pacientes que requieren intervención de cirugía plástica como parte del tratamiento de diferentes afecciones”, comentó el referente del área de cirugía plástica del hospital Central, doctor Alejo Paredes.

Asimismo señaló que se realizó la presentación de casos “personalmente presenté dos y los colegas también lo hicieron. La finalidad es compartir experiencias, esto es siempre enriquecedor en cuanto al trabajo que se lleva a cabo en cada efector y además es un aporte más a la capacitación constante de cada uno”.

En cuanto a los beneficios que aporta la cirugía plástica a la salud de los pacientes, el cirujano valoró que actualmente esta especialidad tienen incidencia no solo en el aspecto físico y estético, sino también en “la salud psico – emocional de los pacientes que gracias a una cirugía estética, recuperan su autoestima, su ánimo, y hasta incluso la relación con el entorno, su desenvolvimiento, desempeño y vínculos con las personas que los rodean”.

Al respecto, mencionó que en el hospital Central se hacen cirugías plásticas a pacientes “quemados, muchos de los cuales sufren quemaduras muy severas que hasta ponen en riesgo la vida. También reconstrucciones mamarias a mujeres con mastectomía por causa del cáncer, reducciones mamarias a bustos de gran tamaño que traen problemas de salud y otras”.

En tal sentido subrayó que estas intervenciones que se ofrecen desde la salud pública “son muy importantes para los pacientes” porque mejora “radicalmente” su calidad de vida, y más que nada porque pueden acceder a estos tratamientos “de manera gratuita y si tuvieran que hacerlo de forma privada sería imposible costear los gastos”.