Compartir

El Instituto de Asistencia Social para Empleados Públicos (Iasep), respondió a una nueva solicitada que bajo el título “La salud privada en riesgo” publicaron titulares de clínica, sanatorios e institutos de la provincia de Formosa.

“Atento a la reiteración de la solicitada en la cual el sector privado de la salud en Formosa afirma que se encuentra en riesgo, resulta menester contextualizar la grave situación social y económica mundial mencionada por ellos mismos, producto de la pandemia, para evitar caer en análisis sesgados desde de la focalización que se realiza en el afán de constituirse como el más importante” señala el comunicado del IASEP

“Los datos reafirman que la Pandemia esta aún lejos de poder ser controlada. Los contagios diarios son 70% superiores a los de un mes atrás, panorama que se agrava aun más en Latinoamérica, hoy epicentro del COVID-19” indica.

Más adelante recuerda que “La economía en todo el mundo muestra una caída estrepitosa en la gran mayoría de los rubros, solo comparable con la crisis de 1930. Los primeros datos de las principales potencias mundiales hablan de derrumbes superiores al 10% del PBI y millones de nuevos desocupados y pobres”.

Y pone en marco la situación: “La recaudación impositiva en Argentina sigue en pleno derrumbe, afectando de manera considerable la coparticipación federal de impuestos. Desde febrero, la caída acumulada de estos recursos alcanzó el 35,7% si la medimos en términos reales. En ese tiempo, destacamos que la Provincia pagó todas sus obligaciones, otorgó el aumento salarial del 15% a los empleados públicos, abonó el aguinaldo y puso en funcionamiento del Hospital Interdistrital Evita dentro del despliegue de una estrategia sanitaria provincial”.

Por ello, consideró que “Resulta contradictorio, reconocer una crisis económica general, y al mismo tiempo, pretender afirmar que hay un sector más afectado o mas aun, ensayar la idea de ser más importante que otros. Aceptar dicha afirmación, implicaría desconocer los padecimientos que atraviesan hoy los 45 millones de argentinos”.

“La menor demanda de servicios sanitarios es un fenómeno que se observa también en la red pública de salud provincial y coincide con la menor cantidad de consultas por las medidas de aislamiento, así como la reducción del contagio de enfermedades prevalentes y estacionales, patologías respiratorias observadas y menor incidencia de patologías de traumatismo” analizó.

Avanzó en señalar que “En el marco de la emergencia, es el Sistema Público de Salud de la Provincia el que, hasta la fecha, brinda la respuesta, tanto en prevención, diagnóstico y tratamiento nosocomial del COVID-19, asumiendo de manera integral todas las prestaciones necesarias, independientemente de que quienes necesitaron de atención sanitaria, tuvieran o no obra social. Es de destacar que los pacientes presuntamente sospechosos, fueron derivados por el sector privado al público”.

Recordó el IASEP que “las empresas fueron asistidas de manera directa por medidas del Gobierno Nacional. El Programa de Recuperación Productiva (Repro) o la asignación complementaria al salario fueron herramientas que estaban a disposición de todas las clínicas y sanatorios privados, así como el tratamiento impositivo preferencial en relación con contribuciones patronales”.

Asimismo resaltó que “abona en tiempo y forma los servicios médicos y sanatoriales a las prestatarias, aun en esta delicada situación económica y financiera. Algo que recobra mayor dimensión si tenemos en cuenta el escenario de otras obras sociales provinciales y privadas”.

“En estos tiempos difíciles, donde todos los sectores nos hemos visto afectados, debiendo resignar ingresos, debe primar por sobre todas las cosas la solidaridad, la verdad y prevalecer siempre el bienestar general del pueblo por sobre cualquier interés particular” pidió..