Ibañez informó que Nación está cumpliendo con el convenio firmado

Compartir

El ministro de Economía, Hacienda y Finanzas de la Provincia de Formosa, doctor Jorge Ibañez, aseguró que la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) ya abonó la primera cuota pendiente con la provincia, y, en un plazo de treinta días se cancelaría la segunda.

El pasado 20 de enero, el presidente Alberto Fernández recibió en la Casa Rosada a los gobernadores de Formosa, Gildo Insfrán, de Santa Fe, Omar Perotti, y de Entre Ríos, Gustavo Bordet, reunión en la que se acordó el pago de anticipos por un total de 1.396 millones de pesos que la ANSeS adeuda a estas provincias.

“Se firmó ante la presencia del presidente, un convenio en el que ANSeS se comprometió a enviarnos las dos cuotas pendientes del año 2018 que dentro del plazo de siete días debía cancelarse, eso ya se canceló. La segunda cuota va venir en un plazo de treinta días, de acuerdo al convenio firmado”, detalló el ministro.

Sobre la deuda definitiva del año 2018 y la del año 2019, el titular de ANSeS, Alejandro Vanoli, aseguró que no podrá sentarse con las provincias hasta que no esté listo el presupuesto 2020, “nosotros esperamos que el presupuesto pueda estar listo en marzo o abril, pero primero está ver como se arregla el problema de la deuda externa -este tremendo problema- que tenemos todos los argentinos y que condiciona todo”, afirmó.

El doctor hizo hincapié en que la gestión de Mauricio Macri “a partir de las elecciones PASO, no transfirió un peso más en concepto de subsidio a las trece provincias (Formosa, Córdoba, Buenos Aires, Chaco, Chubut, Corrientes, Entre Ríos, La Pampa, Misiones, Neuquén, Santa Cruz, Santa Fe y Tierra del Fuego) que no transferimos los sistemas previsionales”, acrecentando de esta manera la deuda en cuestión.

Por otra parte, el funcionario fue contundente cuando afirmó “lo que nosotros hemos solicitado y vamos a solicitar siempre es la puesta en funcionamiento de todas las obras que teníamos en marcha, contratadas ya, y en ejecución en distintos grados a diciembre del año 2015, y que el gobierno de Mauricio Macri se encargó de paralizar. Son obras viales importantísimas, obras eléctricas, de vivienda, de salud, y educativas. En nuestra provincia la obra pública reactiva la economía”.

Enfatizó en que el gobierno de Fernández trae consigo una “esperanza generalizada”, y que dicha esperanza está dada puesto que se ha cambiado totalmente el eje del modelo económico, “hoy se está mirando a los que menos tienen, a los sueldos más bajos, a los jubilados, se está volviendo a mirar a las PyMEs, a la Industria Nacional, y fundamentalmente, la mirada está puesta en la deuda”.

“La deuda es monstruosa, en estos cuatro años próximos hay que pagar miles de millones de dólares, y Argentina no está en condiciones, pero también están las provincias endeudadas en dólares -que es otro gran capítulo- esperemos que las negociaciones que se están haciendo en Estados Unidos lleguen a un buen puerto y le permitan a nuestro gobierno impulsar un programa de gobierno totalmente distinto al gobierno anterior”, expresó Ibañez.

Dijo además que en este nuevo esquema de gobierno se pondrá a la gente en primer lugar y que uno de los mayores desafíos será reactivar a las economías regionales, que a partir de un mayor consumo pueda ponerse en marcha la rueda de la producción, para que este suceso se lleve a cabo lo primordial es tratar la deuda externa, “hay que arreglar ese tema, hay que darle un horizonte de previsibilidad a la economía y ponerla en marcha”.