Compartir

El ministro de Economía, Jorge Ibáñez, reclamó políticas diferenciadas para el norte del país, en el entendimiento de que es una de las opciones ciertas para el desarrollo de la región. Lo hizo en el seno de la sexta reunión del Consejo Federal Portuario que sesionó este jueves en el Hotel Howard Johnson de nuestra ciudad y que contó con la asistencia de autoridades nacionales como el subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación, Jorge Metz, el administrador general de REFSA, Fernando De Vido y representantes de las doce provincias con actividad portuaria del país.

En ese marco es que Ibáñez destacó a este espacio como el propicio “donde hacer oír a funcionarios del gobierno nacional, por ejemplo nuestra reclamo desde hace mucho tiempo que nos dejen exportar carbón vegetal desde el puerto de Formosa”.

“La nación necesita de todos los puertos, y Formosa tiene los primeros puertos de la Hidrovia Parana-Paraguay del territorio argentino: Pilcomayo primero y Formosa el segundo. Y esto no se dice y siquiera si uno toma un documento de la hidrovia los puertos formoseños no están, y solo en algunos aparece en el de Formosa solamente”, expuso.

Advirtió el ministro que “hay un desconocimiento en Buenos Aires, pero no atribuyo a este gobierno, sino a la historia argentina”.

“Suena muy bien que podamos exportar nuestro carbón desde el puerto de Formosa, con todos los recaudos del caso. Es injusto que otras provincias aun con causas judiciales de por medio puedan hacerlo y nosotros no”, reclamo, en directa referencia a los vecinos estados de Corrientes y Chaco.

Expuso Ibáñez el “sabio” artículo constitucional que propende a establecer políticas diferenciadas para algunas regiones del país. “El norte o el sur del país no es lo mismo que el centro, por lo que debemos propiciar en distintas materias esto de políticas diferenciadas, sino será muy difícil poder desarrollar el norte argentino, siempre es más atractivo para el inversor establecerse en Buenos Aires donde hay toda una logística consolidada de años”, afirmó.

Sostuvo asimismo que “tendremos nuestras diferencias políticas”, pero aclara que esto es histórico, no es de este gobierno, insistiendo que “en esto que pido de políticas diferenciadas para desarrollar el norte argentino debe haber unanimidad de opinión. Si no la hacemos, seguirán invirtiendo en más conurbanos, nuestra gente seguirá yendo a crear nuevas villas en Buenos Aires”.

Amplió sobre este diagnóstico al afirmar que “es un tema que esta otra vez en discusión con el reclamo del Fondo del Conurbano. No nos oponemos a que un argentino sea incluido en servicios como agua y cloacas, pero insistimos en que seguirá lo mismo de siempre, vamos a desarrollar el conurbano porque van formoseños, chaqueños y correntinos, y lo hacen porque no hay trabajo acá”

“No será que es hora de hacer sal revés. Desarrollar este norte con políticas diferenciadas, y tal vez se pare ese éxodo que parece que preocupa?”, se interrogó el ministro.

 

Metz aspira a que las doce provincias argentinas que integran los 4500 kilómetros de costas fluviales y marítimas puedan de manera integradas en este consejo federal avanzar en la resolución de los problemas.

Dijo conocer el viejo reclamo formoseño de medidas que implican restricciones en la comercialización de carbón, que por cuestiones de una coyuntura expuso tenía lógica, pero que no se puede sostener perjudicando a una provincia cómo Formosa, entendía que se iba a resolver esta cuestión.