Compartir

Participaron pacientes y vecinas que adhirieron a la cruzada con entusiasmo y empatía

El Hospital Distrital de Ibarreta concluyó con las actividades programadas en alusión al mes de lucha contra el cáncer de mama.

Una vez más, como cada año, tuvo por objetivo, sensibilizar y concientizar a las mujeres y a la comunidad en general, sobre la importancia que tiene la detección temprana de esta enfermedad para aumentar las posibilidades de sobrevida.

En este marco, en un clima emotivo y de alegría, se llevó a cabo la segunda y última jornada de actividad física planificada para el cierre de la agenda, que reunió a pacientes que transitaron y transitan la enfermedad, como también a vecinas que se sumaron al festivo baile de zumba en las calles de la localidad.

Cabe mencionarse que desde la primera semana de octubre, el nosocomio ibarreteño acentúo la campaña que realiza a lo largo del año contra el cáncer de mama, redoblando la apuesta a lo largo de este mes.

Así, a través de charlas en las salas de espera dirigidas a los pacientes, reuniones en la que se compartieron experiencias propias, de quienes actualmente están afectadas por la enfermedad y de quienes ya la superaron; más otras tantas acciones “en este 2021, nuevamente participamos de manera activa en el mes de lucha contra el cáncer de mama”, informaron desde la dirección del hospital.

“Cada uno de los encuentros fueron muy positivos porque apuntamos a llegar con el mensaje clave que es, precisamente, alentar a las mujeres a efectuarse los controles necesarios: autoexamen mamario, evaluación médica, ecografía mamaria y, muy especialmente la mamografía que es un estudio capaz de detectar el tumor cuando es milimétrico y casi imperceptible, pero fundamental para que pueda llevarse a cabo un tratamiento poco invasivo que posibilite curarse”, pusieron de relieve sobre el balance de las actividades.

Insistieron que, al igual que los demás estudios, la mamografía “es gratuita” y para acceder al estudio, las vecinas pueden acercarse al efector a solicitar el turno.

En cada jornada, repasaron en qué consiste cada uno de los estudios, con qué frecuencia deben hacerse, dónde y a qué edad. Además, se reiteraron otros puntos a tener en cuenta. “Por ejemplo, para hacerse la mamografía, porque a pesar de que la edad objetivo establecida es a partir de los 40 años, las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama u otros tipos de cánceres, o aquellas que notan la presencia de síntomas asociados, deben hacerlo antes de esa edad”, comentaron.

Asimismo, difundieron que el hospital cuenta con el servicio de ginecología y obstetricia, al cual pueden acudir para consultar “cuando advertimos algunos síntomas, o simplemente para preguntar sobre cualquier duda que tenemos, para pedir turno para los estudios o para la atención en el servicio”.

“La situación de pandemia hizo que muchas mujeres relegaran sus controles por distintos motivos: miedo al contagio, dificultades para movilizarse o de otro tipo. Pero ahora que el escenario epidemiológico en nuestra provincia es favorable y progresivamente se va normalizando la vida cotidiana, es imprescindible, tomar conciencia, retomar y concretar los controles. En primer lugar, porque puede salvar vidas y, además, son gratuitos”, señalaron con énfasis como mensaje final.