Ingeniero Juárez: Acentúan atenciones integrales en comunidades originarias

Compartir

Un equipo del hospital distrital de Ingeniero Juárez brindó nuevas atenciones en terreno a las familias originarias que residen en el barrio 50 Viviendas de esta localidad. El objetivo fue acercar una vez más, los múltiples servicios de salud a los vecinos en sus propios hogares.

De este modo profesionales de distintas especialidades y agentes de salud atendieron a bebés, niños, jóvenes, adultos y embarazadas; quienes recibieron “atenciones médicas,  vacunación, asistencia nutricional y psicológica”. Además se realizó la  captación de pacientes con factores de riesgo y la recaptación de otros que no acudieron a sus últimos controles programados “con hincapié en las embarazadas que estaban en esta situación”, explicaron.

Se hicieron controles de peso y talla; temperatura, tensión arterial, evaluación nutricional completa, reflejos y otras atenciones pediátricas establecidas para cada edad.  A ello sumaron la revisión de los carnets de vacunas y se aplicaron las dosis faltantes, insistiendo “en las vacunas: antigripal, triple bacteriana acelular y antineumocóccica para las personas que por su condición de salud y edad están en los grupos de riesgo que deben recibirlas” en el marco de la campaña de invierno, según describieron los expertos en vacunación.

En tanto que a los pacientes con diagnóstico de enfermedades crónicas “se les hizo el pertinente seguimiento con todos los controles a cargo de clínica médica y enfermería, que incluyó la revisión del tratamiento farmacológico y de las demás indicaciones que abarca cada tratamiento”, comentaron.

Por su parte, desde obstetricia se  efectuó el control prenatal a las embarazadas, al tiempo que “se programaron turnos en el servicio de gineco obstetricia del hospital para la consulta de estas mamás que por algún motivo faltaron a sus controles planificados en las últimas semanas”.

“Nuestro objetivo es siempre “asegurar las buenas condiciones de salud tanto a las  madres como a los bebés que están en la panza, apuntando a que ninguna embarazada sufra complicaciones ni trastornos que puedan perjudicar la salud de ambos”, señalaron.

Médicos clínicos, pediatras, obstetras, nutricionistas, vacunadores y trabajadores sociales se pusieron al servicio de las familias “para profundizar el cuidado de la salud, más allá de las prestaciones que cada día están disponibles desde el hospital”, aseguraron.

Finalmente, desde el equipo de salud agregaron “durante las atenciones realizadas y según prescripción de cada profesional hemos entregado medicamentos, leche y suplemento nutricional según cada caso en particular”.