Inicio de clases: Se presentó el nuevo protocolo Aula Cuidada y Segura

Luis Basterra, ministro de Cultura y Educación.
Compartir

Estudiantes y docentes deberán utilizar barbijos; y las personas no vacunadas tendrán que realizarse un PCR cada siete días.

El pasado jueves por la noche, el ministerio de Desarrollo Humano y el ministerio de Cultura y Educación presentaron el nuevo Protocolo Aula Cuidada y Segura.

El instrumento legal, que fue publicado en el Boletín Oficial, tiene como eje dos aspectos fundamentales para cuidar la salud y la vida de estudiantes y docentes: el esquema de vacunación completo y las medidas de protección como el uso de barbijo, ventilación cruzada y constante, desinfección de ambientes y distanciamiento social.

Al respecto, AGENFOR conversó con el ministro de Cultura y Educación, Luis Eugenio Basterra, quien brindó detalles acerca de la importancia de esta nueva normativa para el regreso seguro a la presencialidad plena en las aulas de las escuelas formoseñas.

“Hemos tenido una interacción muy importante con el Ministerio de Desarrollo Humano, con el ministro y con su equipo, para generar el protocolo más adecuado y más conveniente para las circunstancias epidemiológicas que estamos atravesando”, indicó.

En ese sentido, explicó que la nueva normativa está en línea con lo acordado en la reunión extraordinaria de los Consejos Federales de Salud y Educación de la Nación, pero cuenta con algunas adaptaciones “a nuestra realidad”, teniendo en cuenta “el excelente estado de vacunación” que posee la provincia de Formosa y que “nos ha permitido hacer un protocolo muy flexible y muy adaptable para nuestras circunstancias particulares”.

Asimismo, el funcionario aseveró que “cualquiera de nuestros edificios escolares está preparado para desarrollar este protocolo” ya que son amplios y cuentan con ventanales y aire acondicionado, lo que posibilitará llevar a cabo una adecuada ventilación cruzada; y los patios y polideportivos cubiertos, permitirán que en los recreos exista el espacio suficiente para respetar la distancia social, siempre priorizando el uso del barbijo y la limpieza constante de los espacios comunes.

En cuanto a la vacunación, Basterra reconoció que, en el sector docente, “es muy alta” y consideró que esto “demuestra el compromiso de nuestros docentes para con la preservación de la salud”, aunque admitió que “hay algunos, muy poquitos” que aún no están inoculados.

“Hace una semana eran alrededor de 300 sobre 17 mil, o sea insignificante la cantidad de docentes que rechazan o no han llegado a vacunarse”, precisó; y aseguró: “Nosotros insistiremos en la importancia de que se vacunen los niños y niñas, que también es bajo el porcentaje de los que no están vacunados”.

“Vamos a tener postas de vacunación, en todos los distritos va a haber disponible una posta para que el niño y la niña que no se vacunó o aquellos que les falta alguna dosis para que terminen el esquema completo o el refuerzo, lo puedan hacer, lo mismo que con los docentes”, anticipó.

En esa línea, el titular de la cartera educativa argumentó que el estado epidemiológico de la provincia “hoy nos permite que se pueda sostener dentro del sistema a quienes no se vacunan”, aunque advirtió que “obviamente tendrán la opinión de los padres que si vacunan a sus hijos y que nos han expresado su malestar hacia aquellos docentes que no se vacunan”.

“Pero bueno nosotros entendemos que epidemiológicamente corren un riesgo mucho más alto que una persona vacunada, la ciencia lo dice, están quienes argumentan teorías que no están fundadas en la ciencia, pero entendemos que hoy no tiene, por la normativa, un carácter compulsivo y obligatorio; así que vamos a sostener el criterio de promover la vacunación, pero no hacerla obligatoria, por lo menos hasta que el marco legal nacional así lo indique”, aclaró.

Además del uso del barbijo, la desinfección de espacios, la distancia social y los esquemas de vacunación completos, el nuevo protocolo determina que tanto el personal como el estudiante que esté con síntomas de infecciones respiratorias u otras enfermedades transmisibles por aerosoles o contacto, no concurran al establecimiento educativo; y ante la presencia de casos de COVID 19, se cumpla el aislamiento previsto de los mismos, así como con las medidas ante contactos estrechos según su condición de vacunación.

También, los docentes, no docentes y alumnos de todos los niveles educativos que no hayan iniciado su esquema de vacunación o lo tengan incompleto, la normativa les recomienda realizarse un testeo para COVID 19 cada siete días.

Por último, el documento establece que se sospechará de un brote de coronavirus en un aula si se da la presencia de al menos tres casos confirmados entre estudiantes y/o docentes en un periodo igual o inferior a siete días.

Ante dicha situación las autoridades educativas deberán identificar condiciones que estén favoreciendo el riesgo de transmisión en el salón y emprender de forma inmediatas medidas correctivas, como la ventilación, el uso de barbijo, la desinfección, entre otras; para interrumpir las cadenas de transmisión internas.

A su vez, tendrán que notificar a los familiares de los estudiantes y personal relacionado a este brote; e interrumpir las clases sólo en el aula, no es necesario en toda la institución.

Reacondicionamiento de escuelas

En otro orden, el ministro Basterra se refirió a la limpieza y el reacondicionamiento de las instituciones educativas que están llevando a cabo jóvenes militantes de diferentes organizaciones justicialistas.

“La verdad que el barbijo no me permite mostrar la alegría que tengo en toda su dimensión, de ver a nuestra juventud que estuvo en el momento agudo de la pandemia militando por la salud y por la vida, apoyando y acompañando todo lo que fue la vacunación más exitosa del país y demostrando ese compromiso solidario que tienen nuestros jóvenes que, contra el discurso del aborrecimiento de la política, ellos muestran la praxis de una política virtuosa, que es la política de la solidaridad”, sostuvo.

En ese marco, el responsable del área opinó que, en este “momento crítico en todo el país”, como es el inicio de clases “porque la ausencia de alumnos, la falta de actividad hace que se demande una acción extraordinaria de intervención en la preparación de los edificios”, estos jóvenes “están demostrando el compromiso que tienen con su sociedad a través de la visión de la política imprescindible que se requiere”.

“Que nuestro gobernador la ha puesto en valor con la frase de ‘la educación es el nuevo rostro de la justicia social’; y estos jóvenes que hacen un esfuerzo, no sacrificio, sino que hacen un esfuerzo importante, priorizando esa actividad y vienen a colaborar con el sistema educativo”, finalizó Basterra.