Insfrán encabezó el emotivo acto por el 67º aniversario de la Provincialización

Compartir

A 67 años de la gesta para que el territorio de Formosa elevara su rango institucional y fuera reconocida como provincia, luego de que el entonces presidente Juan Domingo Perón lo rubricara con su firma, el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, encabezó el primer acto conmemorativo de la fecha.

En el mástil municipal, el primer mandatario izó los pabellones Nacional y Provincial a los sones de la canción Aurora. Luego, se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino y la Marcha Himno a Formosa, entonados por la banda de música de la Policía de la provincia y el coro de lengua de señas de la EPES Nº 67 “Emilio Puchini” .

Acompañaron al gobernador, el vicegobernador de la provincia, Eber Wilson Solís; el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Ricardo Alberto Cabrera; el presidente provisional de la Honorable Legislatura Provincial, Armando Felipe Cabrera; y el intendente de la ciudad de Formosa, Jorge Jofré.

Seguidamente, en homenaje a los pioneros integrantes de la Comisión Pro- Provincialización de Formosa, la banda de música de la Policía realizó un toque de silencio.

El ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, el doctor Jorge Abel González, fue el encargado de brindar un emotivo discurso que dio fin a la primera parte de los festejos por el 67° aniversario de la provincialización.

El funcionario dijo: “67 años han transcurrido de aquel momento que aparentemente nada había cambiado y sin embargo había cambiado todo; 67 años de que una semilla profundamente implantada en esta tierra, comenzaba a germinar”.

Y remarcó: “No fue producto de una germinación espontánea, ni de la casualidad, ni mucho menos de una alineación de planetas; fue un acto decidido, pensado, comprometido y al cual quienes habían nacido en esta tierra y quienes eligieron hacer de ella su lugar en el mundo, estaban destinados a alcanzar con un detalle: junto y juntas en unidad”.

Destacó que en aquel 1955 los sincronismos de la historia nos dicen que en distintos lugares del territorio provincial habían personas “palpitando con un mismo corazón y soñaban con alcanzar la madurez plena de decidir el destino que querían construir juntos, cimentando de esta manera el orgullo de pertenecer a Formosa, de ser formoseños”.

En ese momento, unidos, conformaron desde distintas vertientes una Comisión Pro – Provincialización, explicó.

Y resaltó que “no hubieran podido tener perspectivas de futuro si no existiera también en el concierto de la Nación, una mirada de necesaria construcción de una Patria justa, libre y soberana”, haciendo referencia a la presidencia de Juan Domingo Perón.

«Aquella Comisión tendríamos que sintetizar en una persona representativa de un momento histórico y en ella homenajear a tantos hombres y mujeres que llevaron esa voz territoriana al General Perón, y que fue encabezada por don Vicente “Tata” Salemi», valoró.

Añadió que esa acción fue respaldada por un pueblo de fe pura, con mucha incertidumbre, pero con confianza plena, “porque Formosa nació grande”, aseveró González.

Asimismo, manifestó que el día 16 se sanciona la Ley de Provincialización y el día 28 “se perfecciona el acto jurídico que guarda en sí el profundo poder de brindarle a un pueblo que ha luchado siempre por ser reconocido como argentinos, el derecho de ser autónomos”. 

Y luego, lamentó que ese proceso fue “trunco” y “tardamos mucho los formoseños en asumir la responsabilidad de que podamos conducir nuestros propios destinos”, sin embargo, durante todo ese tiempo permaneció firme una convicción: “la esperanza de que juntos hemos de lograr lo que nos habíamos comprometidos a alcanzar: ser orgullosos formoseños”.

Reflexionó en todo lo alcanzado en la provincia y su desarrollo territorial con gran equidad y subrayó: “Qué distinto aquel territorio al de hoy, en aquel entonces era una provincia desarticulada, pero hoy somos una provincia articulada, con integración energética, presencia territorial de la educación, incorporación de tecnología, y sobre todo una provincia protagonista”.

“Este momento es el de las realizaciones de aquello que soñaron los de la Comisión”, expresó contundente y agregó que “el camino elegido requiere compromiso y sentir, porque la historia no lo escriben los grande momentos epopéyicos, sino que la escriben cada una de las historias cotidianas que se construyen”. 

«Por ello el protagonismo es único y es nuestro», expuso, destacando que “en esta construcción encontramos a quien recopiló todas las historias y la hizo en un Modelo Formoseño y el proyecto político que estamos ejecutando”.

Al concluir, enfatizó que “también en esta encrucijada histórica se presenta la doble mirada sobre una realidad y desde qué lugar nos plantamos para contar quienes somos: el sentirnos orgullosos de tener sangre de quebracho y piel de algodonales; o solo ser títeres de otros que desde muy lejos nos indican en qué debemos pensar y cómo lo debemos hacer”.

Y aseveró: “No nos cabe las más mínimas dudas que las decisiones que ha tomado el pueblo formoseño en la construcción de su historia es y será siempre pararse del lado de Formosa, desde el lugar del orgullo de haber tenido la oportunidad de que esta sea nuestra tierra”.