Compartir

Para este miércoles se da como probable que los gobernadores, entre ellos el formoseño Gildo Insfrán, se reúnan en el seno del Consejo Federal de Inversiones en San Martin 871 de la CABA, para analizar los pasos a seguir a partir del paquete de medidas post PASO lanzado por Mauricio Macri para enfrentar el revés electoral y el impacto de la posterior escalada del dólar castiga de lleno a las provincias. Precisar el monto de “brutal tijeretazo” en los envíos de coparticipación ante los encuentros a otros niveles de esta semana que se irán dando, fue la clara instrucción del doctor Insfrán a su equipo Económico que encabeza el ministro Jorge Ibáñez.

El ministro de Economía justamente cuantifico en un monto superior a los 1200 millones de pesos lo que Formosa resignara en concepto de fondos coparticipables presupuestado para los próximos cuatro meses, a partir de disposición nacionales “anti-crisis”. Expuso que la fecha y lugar de reunión de mandatarios aún no había sido confirmada pero se evaluaba el salón principal del CFI y a mediados de semana como factible.

Indico que el propio candidato a presidente del FdT, Alberto Fernández, criticó la decisión del Gobierno de eliminar el IVA a los alimentos de la canasta básica al sostener que “con estas medidas solo desfinancian a las provincias”, y tras coincidir plenamente con lo afirmado, agrego que “el 58% de las medidas tendientes a atemperar el descalabro financiero nacional lo ponemos los estados provinciales, que significa en nuestro caso en particular un desfinanciamiento del orden de los 1200 millones de pesos de acá a fin de año”.

“En este momento la instrucción del Gobernador (Gildo) Insfrán es muy clara: veamos todos los números de esta brutal poda o tijerazo en recursos coparticipables, porque esta semana habrá reuniones en otros niveles, no solamente los ministros de Economía por estos temas sino porque de continuar este Gobierno Nacional y adoptando medidas por Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) sin ningún tipo de consulta  a los gobernadores, la situación será mucho más delicada”, enfatizó en relación a la falta de consulta de las medidas económicas del plan alivio que tomó Macri tras el “Lunes Negro” con la disparada del dólar.

Y siguió: “Acá se actúa sobre los efectos y no sobre las causas de la crisis económica que han generado. Se debe accionar acorde a la función pública que cada uno ocupa, en el caso de Macri como presidente y debe dejar a un lado su rol de candidato”.

Otro dato a tener en cuenta ante el posible encuentro de mandatarios provinciales en el CFI, de este miércoles, es que este fin de semana se conoció que el Gobierno nacional convocó a las provincias petroleras a una reunión para este martes por la tarde en la Casa Rosada ante las quejas de los gobernadores por el decreto presidencial que congeló el precio del crudo, una medida que afecta la recaudación de los distritos y que podría frenar inversiones.

Favoreciendo a cadenas de empresarios

Opino que “la excepción del IVA implica un alivio para las cadenas empresarias para atacar o moderar las remarcaciones, pero el precio que hoy vos tenés en las góndolas no vas a ver reducido en un 21%”, advirtió, acentuando que “hubo una remarcación tan brutal que podrían absorber sin ningún problema el 21%, pero no lo van a hacer”. 

Para clarificar más a dio como ejemplo lo que sucede con el combustible que “se congela el precio de las naftas y se toma como precio de referencia los meses anteriores como julio o agosto y así decir que por tantos días (90) no se mueven por decisión del Estado porque en ese caso tenés un precio de referencia”, explicó. Sin embargo sobre los alimentos el interrogante es “cuál es el precio de referencia de los productos alimenticios, la del lunes, el miércoles o el jueves, si ellos (por el Gobierno Nacional) dejaron el juego libre al mercado que todo lo arreglaba y todo lo solucionaba”.

También se refirió a la arcas coparticipables y las consecuencias que tiene estas medidas nacionales en los fondos de todas las provincias del país. “Primero que son medidas inconsultas que afectan los fondos de Coparticipación de las provincias y de los municipios. Es difícil  dar números en esta volatilidad económica; pero con el primer paquete de medidas que circularon- que es anterior a la reducción del IVA- tiene un costo final de 51.800 millones de pesos. Lo que representa para la provincia de Formosa que ingresarían más de 1.200 millones de pesos menos”, subrayó el funcionario y agregó que “indudablemente el costo fiscal hoy lo están soportando en mayor medida las provincias y los municipios”.

Por eso enumeró las cargas que soporta la economía provincial o que absorbe financieramente como ser el subsidio a la Energía, el subsidio al Transporte y recordó el ministro “nos quitaron también el  Fondo Sojero que fueron tres medidas que nos pegaron muy fuerte por más que estamos demandando en la Corte Suprema de Justicia a la Nación, pero eso demandara su tiempo de litigio”

Ibáñez también se refirió a los medicamentos y las subas en estos últimos días como consecuencia de la escalada del dólar. Sobre esta cuestión dijo que “hay dos cuestiones esenciales para la gente que son los alimentos y los medicamentos. Los medicamentos tienen una lógica que está sujeta al dólar el 100 por ciento. Los laboratorios suben los precios al ritmo del dólar”

Y recordó que por varios meses se planchó la cotización de la moneda estadounidense en lo que se denominó “veranito del dólar” pero que “los medicamentos siguieron subiendo. Por eso reitero si el Estado Nacional no controla los precios, no hace acuerdos, y desmanteló la Secretaria de Comercio hoy es muy difícil que controle la suba de los precios”.

Achicando torta coparticipable

Los especialistas económicos dan cuenta de que el paquete de medidas y que manejan los titulares de las carteras económicas de las provincias, y refleja en rigor sólo el rebote de la primera tanda de medidas, las del Decreto 561/2019, que achica la torta de coparticipación a repartir:

Por la suba del 20% del piso y la deducción especial del pago del Impuesto a las Ganancias, los gobernadores cederán hasta fin de año unos $ 40 mil millones, por la reducción del 50% en los anticipos de los autónomos hasta fin de año, resignarán unos $ 10 mil millones y por la exención del pago del componente impositivo de septiembre para monotributistas, dejarán de percibir unos $ 1.800 millones.

Según consultoras, la percepción de tributos promedio de las provincias fue en junio del 38,5%, muy lejos del 55,8% de inflación interanual.

Es creciente la fuerte preocupación de los gobernadores frente a la nueva retracción que sufrirán los recursos, en medio de un contexto signado por mayores vientos recesivos tras la escalada del dólar y la incrementada presión salarial por la inflación, entre otros ejes.