Compartir

Los cuidados que debe tener una mujer en su etapa de embarazo son fundamentales para que este llegue a término con la madre y el bebé en buenas condiciones de salud. Estos incluyen la práctica diaria de hábitos sanos y los controles prenatales establecidos para cada trimestre de esta etapa.

Este periodo trae consigo una serie de cambios tanto fisiológicos como psicológicos para la mamá y debe prepararse lo mejor posible, tiendo en cuenta que no solamente tiene que hacerlo por sí misma, sino por la nueva vida que crece en su interior.

Al respecto, se refirió el Dr. Javier Lukestik, jefe del servicio de Obstetricia del nosocomio de la Madre y el Niño, quien comentó que “El control médico periódico desde el primer trimestre permite evitar complicaciones en el transcurso del embarazo y mantener la buena salud de la mamá y de su bebé. Son necesarios  en cada embarazo aunque esa madre ya haya tenido otros hijos, porque cada embarazo es único y tiene sus particularidades, y deben ser especialmente atendidas”.

“Los cuidados que debe tener una mujer en estado de gestación, desde que comienza hasta que culmina con el parto, incluyen entre otros: el consumo de alimentos sanos, una adecuada hidratación, práctica de actividad física, siempre supervisada por el profesional médico; controles de salud periódicos; vacunas al día; estudios de rutina y otros complementarios determinados para cada etapa de la gestación”, agregó.

Alimentación                                                          

Es un error la creencia popular de que la madre debe comer por dos. El Dr. Lukestik señala que la alimentación en el embarazo debe ser rica en minerales y vitaminas, y baja en grasas y azúcares. Esto se logra a través de la ingesta equilibrada de alimentos ricos en nutrientes esenciales. En la dieta de la mamá no deben faltar abundantes porciones diarias de frutas, verduras, lácteos y fibras.

La embarazada debe asegurarse en sus comidas el consumo de ácido fólico, hierro, vitamina B12, iodo y calcio, además de otras vitaminas y minerales que indicará cada médico según la necesidad. “Pero es importante aclarar”, indica el especialista que “comer en exceso y aumentar de peso puede traer serias consecuencias como el riesgo de diabetes o hipertensión gestacional” y esto debe evitarse a través de una alimentación saludable.