Compartir

Niños que concurren al Centro de Desarrollo Integral (CDI) “El Principito” ubicado en el barrio Simón Bolívar aprendieron mediante una charla, sobre la importancia que tiene tener los dientes y la boca saludables como parte de la salud general.

La jornada educativa estuvo a cargo de un equipo del servicio de odontología del hospital distrital 8, ubicado en la circunscripción cinco de nuestra ciudad. Bajo la modalidad de taller, se promovió en los pequeños y en los padres presentes que acompañaron a sus hijos, una serie de hábitos saludables que contribuyen al cuidado de la salud bucodental.

Los profesionales iniciaron la charla explicando a los padres que el cuidado de la salud bucal “comienza a partir de la gestación, cumpliendo con todo lo que indica el médico, el obstetra, el odontólogo, el nutricionista y cumpliendo con todas las consultas. Mientras que deben acentuarse a partir del nacimiento del niño y cuando erupciona su primer diente debe tener la primera consulta con el dentista”, indicó la odontóloga Alba Batalla, jefa del servicio de odontología del hospital distrital 8.

Al respecto detallaron la importancia de cuidar las piezas dentarias a través del cepillado que debe hacerse después de cada comida y especialmente antes de acostarse y al levantarse. También se concientizó sobre los alimentos fundamentales que debe consumir el niño para que los dientes “crezcan fuertes”. Y se reiteró una de las medidas fundamentales  que es “evitar el consumo de azúcares para prevenir la formación de caries, como por ejemplo las golosinas, gaseosas, dulces y otras bebidas azucaradas”.

“Les explicamos también sobre el papel fundamental que cumplen los dientes temporarios, es decir los dientes permanentes en la boca del niño. Por lo tanto deben tener los cuidados necesarios que indica el odontólogo, cumplir en la boca el tiempo determinado porque tienen una función primordial en el desarrollo adecuado del macizo facial y de la cabeza”, detalló.

En el encuentro se dieron a conocer los días que se destinan en el hospital para la atención a niños “que ahora son dos días: los miércoles por la tarde y los miércoles por la mañana y se realizan con turnos programados para que el tratamiento tenga continuidad y lo puedan cumplir”.

Al finalizar, se entregó a cada niño un kits de crema dental y cepillo de dientes y se invitó a los padres a acercar a sus hijos para hacer el control periódico con el odontólogo y si es necesario programar el turno para sucesivas atenciones. “Les recordamos que estamos siempre dispuestos a que se acerquen y hagan todas las consultas que necesiten. Les agradezco la atención y el interés que pusieron en esta charla y les pedimos que acompañen a sus hijos en el cuidado de su salud bucal”, concluyó Batalla.