Compartir

Permitieron avanzar en la aplicación de la vacuna a más franjas etarias, superando así Formosa las 200 mil dosis contra el COVID-19

Este domingo 13, en el marco del Plan Provincial de Vacunación, se avanzó con la aplicación de la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 en diversas comunidades del oeste formoseño, en múltiples operativos concretados simultáneamente de 8 a 13 horas.


En esta jornada la vasta zona comprendida incluyó las localidades de Laguna Yema, Pozo del Mortero, Sumayén, Los Chirigüanos y El Simbolar, abarcando a las personas de las clases 1961 a 1976.


Además, en Ingeniero Juárez, la franja etaria comprendió a nacidos entre los años 1961 a 1985, siendo una actividad que allí se continuará este lunes 14, en la cual se tiene previsto llegar a las clases 1986 a 2003.


Y también recibieron la vacuna las clases comprendidas desde 1961 a 2003 de las comunidades de Las Cañitas y Misión Pozo Yacaré.

Todo esto permite que Formosa ya supere las 200 mil dosis de vacunas contra el coronavirus aplicadas en la población de toda la provincia, siguiendo estrictos criterios sanitarios y epidemiológicos de incidencia del virus.


En ese contexto, el concejal de Ingeniero Juárez Walter Ramírez destacó que “es un orgullo recibir esta campaña para toda esta población gracias a la decisión política del gobernador Gildo Insfrán, en una cruzada de vital importancia para luchar contra esta pandemia que nos está azotando”.


El edil también comentó que previo a la vacunación “se estuvo trabajando en la concientización de su importancia especialmente en las población que están más alejadas como Misión Pozo Yacaré, y otros parajes”.


Valoró asimismo la respuesta de la gente, marcando que hubo una masiva concurrencia a inocularse.


Por su parte, Germán Quintana, cacique de la comunidad de Misión Pozo Yacaré, distante a 550 kilómetros de la ciudad capital, tras vacunarse dio su testimonio a Agenfor.


“Me parece muy bien esta campaña porque permite cuidar la salud de la gente frente al virus”, sostuvo y agregó que en su rol de referente de la comunidad originaria de esa zona, también estuvo colaborando en la comunicación con los habitantes para que asistan al operativo.


En tanto, en Sumayén la jornada también se vivió con enorme alegría, satisfacción y mucha ansiedad por la llegada de esta importante estrategia.


“Este virus nos cambió la vida a todos, Dios quiera que pase pronto esta situación”, dijo al respecto un vecino a la Agencia.


Otro comprovinciano de 51 años, puso de resalto el rápido avance de la vacunación. “Me parece muy bueno que nos vengan a vacunar”, añadió muy satisfecho para finalizar.