Compartir

En el marco del fuerte trabajo que realizan las distintas esferas del estado provincial para asistir a los formoseños que en los últimos días se encuentran anegados por la crecida de las aguas y las abundantes lluvias caídas, el Hospital Distrital “Cruz Felipe Arnedo” de Clorinda dispone de manera constante una serie de servicios para reforzar los cuidados de salud de las familias que se hallan en estas condiciones.

De este modo, de forma articulada entre el nombrado nosocomio, el centro de salud de Puerto Pilcomayo y personal de Prefectura, se desplegó un nuevo operativo sanitario en la isla Buey Muerto, ubicada a pocos kilómetros. Vía terrestre y acuática, el equipo de salud conjunto se trasladó hasta el lugar para ofrecer atenciones y otras prestaciones.

Según informó el director del hospital, Dr. Nelson Gutiérrez, se brindaron atenciones en las especialidades de clínica médica, pediatría, obstetricia y  ginecología”. También “fue activado el servicio de vacunación con la aplicación de dosis faltantes de acuerdo a lo que indica el calendario tanto para niños como para adultos  y la posterior actualización de los carnets”.

En la isla, los vecinos evacuados se encuentran reubicados transitoriamente en la parte más alta que es la zona frente al cementerio. “Aprovechamos para dialogar con los directivos y docentes de la escuela para consultar sobre el estado en el que se encuentran los niños más allá de los controles que hacemos desde el equipo de salud. Porque son ellos los que tienen un contacto directo con sus alumnos y pueden aportar algún dato importante”, aseveró.

“Fueron atendidas alrededor de 50 personas  entre niños y adultos. A pesar de la difícil situación que atraviesan las familias, podemos decir que en materia de salud está controlada porque ellos mismos se organizan y cuando todos trabajamos  unidos y a la par la ayuda da los mejores resultados”, reportó.