Compartir

La formoseña Itatí Leguizamón, esposa del Cabo Germán Suárez quien se encuentra en el ARA San Juan, volvió a manifestarse tras el último parte difundido por la Armada Argentina y lamentó la falta de inversión en la mencionada fuerza nacional.

Cerca de las 11:30, el capitán Enrique Balbi, informó que el embajador argentino en Austria y Rafael Grossi, experto en energía atómica, ratificaron  la teoría de la “anomalía hidroacústica” que fue presentada ayer por la Marina de los Estados Unidos.

En la documentación entregada esta mañana a Oscar Aguad, ministro de Defensa, y al canciller Jorge Faurie,  arrojó que hubo un “evento anómalo singular corto violento y no nuclear consistente con una explosión” el miércoles 15 de noviembre a las 10:31, fecha en la que  tres horas antes fue registrado el último contacto entre el buque y la base naval.

A partir de este dato, seis unidades de diferentes nacionalidades se dirigieron de inmediato a la zona donde se habría producido la explosión. Sin embargo, hasta el momento no hubo contacto con el ARA San Juan, según lo expone Infobae en su portal.

La zona del evento anómalo fue identificada a 430 kilómetros de la Costa, con un radio de 125 kilómetros, donde las profundidades varían desde los 200 hasta los 3000 metros.

Cinco minutos antes de que el vocero de la Armada difundiera el parte oficial, un equipo de contención les comunicó las novedades  a los familiares de los tripulantes, muchos de los cuales entraron en crisis. Hubo gritos, llantos y se solicitó asistencia a una ambulancia.

Leguizamón habló a los medios nacionales diciendo que “hay que iniciar un juicio al Estado»

Al finalizar, la mujer agregó que “con el último parte compartido no me quedan esperanzas, ya está”.