Jubilados: Extendieron hasta marzo la suspensión del trámite de “fe de vida”

Compartir

La Administración Nacional de Seguridad Social (ANSeS) extendió la suspensión del trámite de la supervivencia, conocido como fe de vida, hasta el 31 de marzo de 2021, por lo que no será necesario realizarlo para percibir las jubilaciones y pensiones de enero, febrero y marzo del año entrante.

En condiciones habituales, dicho trámite es requisito necesario para el cobro de las jubilaciones y pensiones, y lo deben realizar los jubilados y pensionados personalmente o por medio de sus apoderados.

No obstante, frente a la continuidad del escenario de pandemia de coronavirus, el organismo previsional optó por prorrogar nuevamente la suspensión temporal de la diligencia. Hasta ahora, la suspensión de la necesidad de ese trámite tenía fecha de vencimiento al 31 de diciembre.

Al respecto, en contacto con AGENFOR, el titular de la UDAI Formosa de la ANSeS, el ingeniero Ricardo Oviedo, confirmó: “El Gobierno Nacional ha tomado la determinación de prorrogar hasta el 31 de marzo del 2021 la suspensión de la fe de vida que iba hasta el 31 de diciembre de 2020”.

“Ello garantiza que absolutamente todos los jubilados y los pensionados van a poder cobrar sus haberes correspondientes sin tener que hacer ese trámite”, remarcó, considerando que “esto va a permitir que no tengan que moverse para acudir a alguna sucursal bancaria o cajero automático”.

Indicó que “es una noticia muy conveniente para todos”, teniendo en cuenta que “en Formosa tenemos una población de jubilados de un poco más de 49 mil personas y un porcentaje similar en pensionados”.

A su vez, remarcó que “paralelamente se viene trabajando en el perfeccionamiento de un sistema que una vez que se implemente va a dejar de ser necesaria la determinación de la fe de vida o supervivencia”.

Movilidad jubilatoria

Asimismo, el ingeniero Oviedo se refirió a la media sanción que este jueves le dio el Senado de la Nación a la nueva fórmula de la movilidad previsional para el 2021. Ahora volverá a la Cámara de Diputados para ser discutida, pero con las modificaciones introducidas.

“Creo que es una muy buena noticia porque con esta nueva fórmula se van a hacer ajustes cada tres meses, con lo cual se estará garantizando un proceso de recuperación paulatina de la capacidad adquisitiva de los salarios de los jubilados”, subrayó a esta Agencia el funcionario.

Acentuó que “es una fórmula que ya estuvo entre el 2009 y el 2017, que daba muy buenos resultados y permitió en ese período que hubiera una recuperación de aproximadamente un 26% del poder adquisitivo de los salarios de los jubilados y las jubiladas”.

Posteriormente, “cuando se cambió esta fórmula en el Gobierno de Mauricio Macri en el 2017, ocasionó en sólo dos años (2017 al 2019) una pérdida de más del 20% del poder adquisitivo respecto de la inflación”.

“Ahora se trata de una fórmula que no solamente incluye la posibilidad de recuperar el poder adquisitivo, sino que además tiene un ingrediente muy importante que es que si mejora la actividad económica del país estas mejoras también se van a ver reflejadas en el aumento a los jubilados para la recuperación paulatina y permanente de sus salarios”, finalizó.