Compartir

A través de una videoconferencia, el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, participó del acto central que encabezó el presidente de la Nación, Alberto Fernández, desde la Residencia de Olivos, con transmisión directa a la Casa de Tucumán, en conmemoración del 204° aniversario de la Declaración de Independencia Argentina.  

Delante de una pantalla en la que se podía ver a los 23 gobernadores y el jefe de Gobierno porteño, el jefe de Estado destacó la “unidad” entre el Gobierno Nacional y los mandatarios provinciales para enfrentar la pandemia de coronavirus e hizo un llamado a construir la “Argentina del mañana” entre todos los sectores, dejando atrás el “odio y las divisiones”.

“A siete meses de haber llegado al Gobierno, rescato lo que fuimos capaces de hacer como país: estuvimos asediados por un virus que puso en jaque a nuestros pueblos y todos estuvimos de acuerdo en que había que preservar la salud y la vida de la gente antes que nada”, sostuvo el mandatario desde Olivos, acompañado por representantes empresariales y sindicales.

En ese marco, dijo que vivimos un “tiempo difícil porque le tuvimos que pedir a la gente que se resguarde para, mientras, poner de pie un sistema de salud que estaba muy golpeado y que hoy puede resistir la pandemia”.

Con una pantalla detrás que mostraba imágenes de todos los mandatarios desde sus provincias, entre ellos el gobernador Insfrán, Fernández añadió: “Prometí que el Gobierno iba a ser de un Presidente y de 24 gobernadores, que están hoy junto a mí unidos y trabajando para enfrentar lo que nos toca vivir”.

Luego, nombró y agradeció a cada gobernador. Al titular del Ejecutivo formoseño lo presentó como “mi querido amigo Gildo Insfrán”.

Gesta patriótica

En otro tramo de su discurso, el Presidente hizo notar que “ante estos tiempos difíciles, debemos ser como aquellos hombres que tuvieron coraje y no angustia”, en referencia a la gesta patriótica que se conmemora este 9 de julio.

“La Argentina del mañana se construye con todos: los hombres y mujeres de la industria, del campo, del comercio y las finanzas”, agregó el mandatario y también agradeció al sindicalismo argentino por “haber entendido la fragilidad” en tiempos de pandemia.

Asimismo, sostuvo que el “odio y la división nos posterga y paraliza”, afirmando que “ninguna sociedad concreta su destino en medio de insultos, divisiones y teniendo al odio como común denominador”.

“Vine acá para terminar con los odiadores seriales y abrir los brazos para que nos unamos en busca de ese destino común. No vengo a instalar un discurso único. Celebro la diversidad”, remarcó.

En el inicio de su discurso, el jefe de Estado recordó a la fallecida cantante Mercedes Sosa, a 85 años de su nacimiento.

Previo a su mensaje, el Presidente argentino dio la palabra al gobernador Juan Manzur, desde la Casa de Tucumán, donde se proclamó la Declaración de Independencia el 9 de julio de 1816, y luego se emitió un video para recordar el Acta de la Declaración de Independencia, leída por niños y niñas de todas las provincias.