Compartir

Una vez más, de acuerdo a la planificación para todo el territorio provincia, por medio de un nuevo operativo sanitario en su área de responsabilidad, un equipo del Hospital de El Potrillo amplió atenciones y otras acciones de salud en la comunidad wichí de Villa Devoto, distante a 14 kilometros, donde fueron beneficiados decenas de vecinos originarios.

Se concretaron múltiples atenciones médicas, de enfermería y de obstetricia que abarcaron a pacientes de todas las edades y embarazadas; además de controles antropométrico a los más pequeños y se completaron esquemas de vacunación a pacientes de todas las edades, según corresponda.

“Hicimos hincapié en el control de niños, embarazadas y adultos mayores; pero las atenciones fueron para todos los miembros de la población en general, como es habitual en cada comunidad visitada”, comentaron los organizadores del operativo.

Asimismo agregaron que “se realizó la captación de pacientes con antecedentes de factores de riesgo o que cursaban síntomas de alguna patología, al igual que la recaptación de otros pacientes que ya fueron atendidos pero que, por situaciones personales, no asistieron más a los controles que tenían programados”.