La E.P.E.P. N° 158 de Pirané promueve la Educación Alimentaria Saludable

Compartir

La Escuela Provincial de Educación Primaria (E.P.E.P.) N° 158 “Sargento Cabral” de Pirané a través del proyecto de Huerta Escolar promueve la producción y consumo de alimentos sanos, constituyéndose un espacio más que potencia el intercambio de conocimientos y en motor, donde se fortalecen los vínculos entre los estudiantes, docentes y familias.  

“La huerta cuenta con: cebollita de verdeo, acelga, perejil, lechuga, ajo puerro, apio, achicoria, rúcula, zanahoria, remolacha, arveja, espinaca, rabanito, zapallito tronco, mandioca, y algunas plantas de repollo, tomate cherri, maní, zapallo coreanito y orégano, son producciones de excelente calidad. Al regresar a las clases presenciales, sorprendimos a todos los estudiantes (580), con una bolsita con lechugas para compartir con sus familias.  También vendemos a un módico precio para ir comprando elementos necesarios para realizar los cuidados correspondientes”, expresó la Prof. Mónica Mabel Araujo, directora de la unidad educativa.

Además, añadió: “La huerta se encuentra dentro del predio de la institución, ocupa una parte del patio trasero, cuya superficie es de: 1.932 m2 y se encuentra a cargo de la  docente responsable del 2° “B” turno tarde, Prof. Norma Lilian Hernández. Este proyecto participó recientemente en Feria Muestral Virtual de Feria de Ciencias Edición 2.021, con el trabajo denominado: “Tiene Vida”, representando a la Delegación Zonal Pirané Instancia Provincial, cuyos alumnos expositores fueron: Bautista Tomás Benítez  y Mateo Gael Gómez Palacios, siendo su asesora la Prof. Norma. Por medio de la realización de esta actividad, se pueden realizar múltiples acciones que benefician a nuestros educandos, que son el eje de nuestra labor”.

El presente proyecto fue impulsado por la invitación realizada por parte de la Prof. Esther Gladys González, delegada zonal de Pirané, al equipo directivo, a quienes les propone que se forme un equipo para trabajar y de esta manera,  poder contar por un lado, con las propias producciones de verduras y hortalizas en el complejo escolar y por otro, contribuir con el servicio de Comedor Escolar. 

“Se convocó y se solicitó por parte de la Dirección la guía y asesoramiento al Sr. César Farías (Padre, agricultor e integrante del Ministerio de la Producción), quien se acercó a dialogar y se comprometió a colaborar con plantas de cebollitas para trasplantarlas  y  ayudar en todo lo que esté a su alcance.  Posteriormente, se conversó con el Sr. Jorge Diosnel Almirón, director de Obras Públicas e Hidráulica de la municipalidad local, quien se comprometió a realizar limpieza del espacio. De inmediato se acercó con su equipo de trabajo, con previo consentimiento del Sr. Intendente don Mario Norberto Diavkosky, a fin de dar cumplimiento al compromiso. Por otra parte, la gran mayoría de los docentes deciden involucrarse y colaborar en todo lo que puedan, ya que sería un Proyecto Institucional”,  recordó Araujo. 

Asimismo, agregó: “Luego de la suspensión por un lapso de la organización de la Huerta Escolar invitados por la responsable del Proyecto, se retoma por parte del Dr. Martín Ramírez (Comunidad Rural Organizada) y padre del alumno de 2° “B” turno tarde, Bautista Iram Ramírez, la Sra. Luciana Cáceres, quienes estuvieron desde el primer momento. También, se sumaron otros padres de la institución,  como el Ing. Elio Liborsi (Ministerio de la Producción), quien facilitó las semillas de excelente calidad, y los productores César Farías y Miguel Mordús, compartiendo sus experiencias, plantines, maquinarias, también trabajaron Esteban Gamaliel Benítez, Facundo Ariel Gómez, Pablo Giménez y Martín López pertenecientes al municipio local. Este maravilloso e incansable grupo colaboró con todo el trabajo, semillas y herramientas apropiadas que nos ayudaron a hacer realidad este sueño”.

La  Huerta Escolar de la E.P.E.P. N° 158 “Sargento Cabral” profundiza los conocimientos en Educación Alimentaria y  cada uno de los actores fundamentales se involucran diariamente con mucha responsabilidad y entusiasmo, para seguir generando alimentos naturales.

“Algunas de estas plantas son usadas en el Comedor Escolar, se preparan menú como tartas de acelga, torrejas, canastitas de verdura, entre otros; durante la pandemia se proveyó con bolsitas con lechuga, perejil, cebollita de verdeo y acelgas a quienes retiraban la comida, especialmente los días viernes como para colaborar con la economía familiar del fin de semana.  Se compartió con escuelas vecinas tanto las verduras, como el intercambio de las mismas (E.P.E.P. N° 526), como así también la entrega de plantines de lechuga para trasplante (E.P.E.P. N° 344 B° Caacupeí)”, concluyó Araujo.