La importancia de la salud mental en las embarazadas

Compartir

La licenciada en Psicología, Romina Estigarribia, habló sobre la importancia de la salud mental en el embarazo, aclarando que la mujer puede sufrir depresión durante los meses de gestación, como así también en el postparto.

Al respecto, AGENFOR recabó datos brindados por la profesional, quien sostuvo que “son nueve meses (tiempo de gestación) de cambio rotundo que hay en la vida de la mujer”.

Al respecto, manifestó que “a la vista, se ven los cambios físicos en una persona embarazada, pero no así en su salud mental”.

En este sentido, explicó que “las primeras semanas la mujer se encuentra con cambios hormonales que suben y bajan” e indicó que “lo mismo ocurre con la mente, ya que rápidamente avisa que va haber un cambio de 180 grados en su vida”.

“Si bien una pudo haber anhelado mucho el embarazo y es una noticia que le trae alegría, a su vez puede tener momento de ansiedad, tristeza y miedo, porque por un tiempo indeterminado está por dejar de lado la mujer que es”, explicó Estigarribia.

Y expresó: “Es común que muchas sientan rechazo al embarazo. En un principio puede ser por miedo o porque no fue planeado, pero la sociedad misma incita a que la embarazada tenga que mostrar una cara de felicidad y en muchos casos no es así”.

Continuó diciendo: “Pueden haber casos de embarazadas adolescentes o quienes están atravesando por una mala situación económica, por problemas de pareja o situaciones de violencia que hagan que en el momento el embarazo sea rechazado”, apuntando que ello “puede ser trabajado por profesionales de la salud mental”.

En esa línea, señaló que es “importante dar espacio a que puedan expresar sus emociones y no sólo las llamadas positivas, sino también las negativas que son la tristeza, el miedo, el enojo y la mala alimentación”.

“Todas las emociones tienen un sentido y si son expresadas se les va a poder buscar ese sentido y por ende descifrar qué nos quieren decir”, explicó. 

Embarazo y postparto

También, la profesional alertó que “podemos hablar de una depresión durante todo el embarazo que si no es tratada puede derivar en una depresión postparto”, por lo cual “es bueno que se la trabaje en el momento”.

Asimismo, indicó que “la depresión es un trastorno del estado de ánimo que se va a caracterizar por la tristeza persistente y el desinterés total de las cosas” e informó que estadísticamente “se estima que una de cada 10 mujeres sufre de depresión durante el embarazo”.

Además, evaluó que “esta cifra puede aumentar si la mujer logra reconocer los síntomas de depresión, los cuales muchas veces se confunden con el estado de ánimo típico de una mujer en estado de gestación”.

De igual manera, advirtió que “cuando persisten en el tiempo, a las personas que la rodean les debe llamar la atención” y subrayó que en estos casos es de suma importancia “acudir a profesionales de la salud mental que ayuden a guiar y orientar a la mujer en esta situación”.

“Esta depresión afecta al feto, al bebé y puede hacer que nazca antes de tiempo o con bajo peso”, advirtió. 

Finalmente, reflexionó asegurando que “la salud mental durante el embarazo existe y la depresión es silenciosa en cualquier momento de la vida. Debemos ser conscientes que no tiene nada de malo ser una persona depresiva, este estado no lo califica a uno”.

“Debemos comenzar a eliminar este mito, para que aquellos que la sufren puedan acudir al sistema de salud mental, porque muchas veces, por vergüenza, no se llega a tiempo a un tratamiento y es necesario que ésta sea tratada como tal”, concluyó.