“La muerte como arma política de la oposición de la ultra derecha”

Compartir

Tedros Adhanom Gebreyesus, líder de la Organización Mundial de la Salud, hace pocos meses atrás, en conferencia de prensa de actualización de la pandemia declaró: “dejen de politizar el coronavirus, si no quieren ver más bolsas con cadáveres”.

Y continuó en esta línea afirmando: “No se puede utilizar el COVID-19 para ganar puntos políticos, no hay necesidad. Hay muchas otras formas de probarse a sí mismos, este virus no es el que debe ser utilizado para eso”.

“Es como jugar con fuego. La unidad nacional es esencial si nos importa la gente. Por favor, trabajemos más allá de partidos políticos, ideologías, creencias, cualquier diferencia que tengamos, tenemos que comportarnos”.

Reflexionando al respecto, el presidente provisional de la Legislatura, Armando Felipe Cabrera, puso sobre el tapete la siguiente acotación: “Si uno hace, como cuando nuestras madres nos mandaban al almacén del barrio, una esquela de todas las oportunidades en que los sectores que odian al peronismo, quedaría más o menos así”..:

-Bombardeo a Plaza de Mayo un 16 de junio de 1955.

-Fusilamientos del 9 de junio de 1956, en los basurales de José León Suárez, en el partido de General San Martín, Gran Buenos Aires, Argentina.

-Secuestro, tortura y desaparición de cuadros políticos del peronismo

-Muerte del fiscal Nisman

-Asesinato de Fabián Gutiérrez

“Ahora, es el momento de hacer todo lo contrario a lo que planteó Gebreyesus. Por eso es el ataque feroz a la política sanitaria del gobierno de Alberto Fernández, pidiendo la apertura económica, convocando a la desobediencia civil para romper el aislamiento social. Al poco tiempo, tras la liberación de algunas actividades en el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires), record de contagios diarios y amenaza a la capacidad sanitaria de esa parte del país” precisó.

Y destacó que en ese marco, en casa, la hermosa Formosa, los “odiadores locales”, reclaman el ingreso de personas que se encuentran en el límite con la provincia del Chaco. “Presentan habeas corpus a la justicia federal y la provincial, montan operaciones de prensa con vedettes devenidas en precandidatas para ocupar cargos públicos, cuestionando todas las acciones del gobierno de Gildo Insfrán y apoyando a los anticuarentena”.

“Quieren el primer muerto de coronavirus, por lo visto, ese es su objetivo último e inconfesable”, sentenció el legislador peronista “porque, en un territorio rodeado de lugares con coronavirus, con extensos límites con Chaco, una de las provincias más castigadas por la pandemia…¿Por qué la necesidad de erigirse en paladines de los derechos de menos de 20 personas, en detrimento de miles de formoseños? Se preguntó.

Dijo además que desde la oposición “cuestionaban la veracidad de los datos de la pandemia provinciales, cuando esto no tuvo sustento; y como no hay por donde criticar lo realizado hasta el día de hoy (más bien hay para felicitar, como la pronta detección y control para evitar la circulación comunitaria del virus) se montaron en este grupo de personas, que, por la seguridad sanitaria de todos, deben permanecer donde están hasta poder ingresarlos a la provincia en las condiciones óptimas de protección colectiva”, explicó.

“Pero como dijera aquel mítico hincha de uno de los clubes insignia del barrio capitalino San Miguel: tranquilo Chacra, que aquí hay una férrea decisión política de proteger la salud y la vida de todas las formoseñas y todos los formoseños; y a estos ataques de histeria política, el hombre les envió un claro mensaje: “Ninguna cuestión individual puede estar por encima del bien común” consideró Cabrera.

“Tendrán que buscar otros estímulos para satisfacer sus necrófilas maquinaciones políticas con las que alucinan, algún día, llegar a Belgrano 836”, significó al final, el presidente de la Cámara.