Compartir

Luego de una profunda tarea investigativa la Policía individualizó a tres hombres implicados en un hecho de abuso sexual, denunciado por una joven de 19 años. Se secuestraron dos automóviles, teléfonos celulares y prendas de vestir.

Según trascendió, el hecho habría ocurrido los primeros días del mes de abril del presente año, circunstancias en que la víctima, una joven de 19 años, tras finalizar la actividad en un conocido local bailable de esta ciudad, se retiró en compañía de unos jóvenes en el automóvil particular de uno de ellos, hasta una vivienda del barrio El Porvenir de esta ciudad, con el afán de seguir consumiendo bebidas alcohólicas hasta el mediodía, una práctica que está de moda en la juventud conocida como “After”; contexto en el cual habrían abusado sexualmente de la mujer. Posteriormente la víctima abandonó la vivienda y radicó la denuncia correspondiente contra los tres sujetos.

En ese sentido, los efectivos de Informaciones profundizaron las tareas que los llevó a la primera detención en la tarde noche del miércoles último, cuando ubicaron al principal autor del hecho en calle Guastala casi Avenida Soldado Formoseño del Barrio Simón Bolívar, procediéndose al secuestro del vehículo Volkswagen Gol Power, en el que circulaba al momento de su demora, trasladándolo a sede policial donde se le notifico situación procesal, y permanece alojado a disposición de la magistratura interviniente.

Minutos después se llevaron adelante allanamientos simultáneos en las viviendas. En una de ellas se incautó prendas de vestir y un automóvil Chevrolet Corsa que fue utilizado como medio de movilidad para trasladar a la víctima y los autores hasta el lugar de los hechos en el Barrio El Porvenir; en tanto que el segundo allanamiento se cumplimentó en ésta última finca, residencia del segundo encartado, donde se procedió a la detención del sujeto y al secuestro de teléfonos celulares, siendo trasladados a sede policial.

Posteriormente, procedieron a la aprehensión en la vía pública del tercer sujeto involucrado en la causa, secuestrando en su poder un teléfono celular, trasladándolo al Departamento de Informaciones Policiales, donde fue notificado de su situación procesal y alojado en celdas de esa dependencia.

El trabajo coordinado de las distintas estructuras de la Policía, como parte de las Políticas Públicas del Gobierno en materia de seguridad, posibilitaron que hechos como estos puedan ser esclarecidos y así dar respuesta a la comunidad a la cual nos debemos.