La provincia sigue incorporando modernos equipos para realizar hemocultivos automatizados

Compartir

El doctor Juan Carlos Atencia, director provincial de Laboratorios, brindó detalles sobre los modernos equipos con los que la provincia de Formosa va dotando a los nosocomios para realizar hemocultivos automatizados.

En diálogo con AGENFOR, indicó que “hoy, los Hospitales de Alta Complejidad (HAC), Evita, Central, de la Madre y el Niño y Distrital Nº 8 cuentan con equipamiento para realizar hemocultivos automatizados”.

Ello significa “una mejora sustancial en el diagnóstico de las infecciones, las bacteriemias, debido a que de la manera tradicional en que se hacían los hemocultivos, un estudio de estos demoraba aproximadamente siete días”, ya que justamente el cultivo debía efectuarse durante ese lapso de tiempo.

“Diariamente, el bioquímico o el bacterólogo tenía que revisar los  hemocultivos, lo que técnicamente se dice que tenía que repicar los mismos para ver si tenían desarrollo o no”, explicó el especialista.

Ahora, el equipamiento con el que se cuenta permite que “en el término de entre ocho a 24 horas podamos tener resultados positivos en aquellos casos de bacteriemia”.

“Se han acortado los plazos de una manera abismal”, subrayó, ya que “se cuentan con equipamientos que tienen la particularidad de censar cada 10 minutos mediante un láser”, con lo cual “se ve la variación de la composición del medio en el frasco de cultivo y de esa manera se puede llegar al desarrollo de gérmenes en el término de ocho a 16 horas”.

En esa línea, a través de dichos equipos se pueden detectar infecciones por gérmenes que pueden ser hongos o bacterias, los que pasados a un medio sólido pueden ser identificados para determinar cuál es el germen productor de esa bacteriemia.

En resumen, aseveró que el objetivo es “dar la respuesta en el menor tiempo posible”, marcando que tanto los laboratorios del Hospital de Alta Complejidad como los de los nosocomios Evita, Central, la Madre y el Niño y el Distrital Nº 8 ya cuentan con equipos automatizados para la identificación y a su vez el estudio del antibiograma para los gérmenes.

De este modo, “entre cuatro a ocho horas ya podemos saber qué germen es y a qué antibióticos es sensible o resistente”.

Avances

“Todo esto se basa en un trabajo silencioso que se ha venido haciendo”, puso de resalto el doctor Atencia, destacando “la actitud del gobernador Gildo Insfrán que se mantiene incesante en la incorporación de la tecnología y los avances para tener siempre lo mejor”.

“Tenemos equipamientos de primera línea y se están colocando en los distintos hospitales”, realzó a esta Agencia, acentuando que “es una tecnología que se va a ir extendiendo hacia los demás nosocomios, no es solamente que termina en la capital y que se agrupan aquí”.

Dichos equipos son destinados a los nosocomios distritales, ya “tenemos que ir armando el mapa bacteriológico de la provincia”, por cuanto ello permitirá que “si tenemos que realizar un traslado desde el interior a Formosa Capital podamos contar con la información y saber cuál es la incidencia de determinado germen y su resistencia de acuerdo al lugar”.

“Esto hará que los médicos puedan desarrollar un tratamiento empírico mucho más rápido, en la medida de que el bacteriólogo del lugar esté trabajando sobre las muestras que reciba”, especificó.

Categórico, resaltó que “esto abre un panorama muy grande. Es algo importantísimo para las infecciones bacterianas y las micosis”, cerró.