Compartir

Este sábado quedo habilitada oficialmente la temporada de verano en la playa del balneario de la Reserva de Biosfera Urbana de Laguna Oca, situado a unos cinco kilómetros al sur de nuestra ciudad.

Todo está dispuesto para que las familias formoseñas y visitantes puedan disfrutar de las aguas y las instalaciones del lugar a pleno, además de los atractivos naturales, en un predio donde se disponen de todas las medidas de seguridad y comodidad. Además, el gobierno provincial ha diseñado un programa de entretenimientos a extenderse durante toda la temporada estival, que van desde juegos para la familia en general, competencias deportivas propias de la modalidad de playa, festivales musicales y mucho mas.

Para esta temporada hay novedades, como el tiempo diario de asistencia que va de 10 a 20 todos los días, incluso se trabaja en sumarle más servicios como wi-fi, parrilleros y otros que constituyan en elementos que animen a las familias a pasar todo el día en el lugar. Asimismo, existe presencia permanente de efectivos policiales y profesionales médicos con ambulancias, además de quienes están afectados a la seguridad en la zona de playa propiamente dicha.

El intendente Jorge Jofre, los ministros de Economía, Jorge Ibáñez, de Turismo, Ramiro Fernández Patri, legisladores provinciales y comunales, estuvieron compartiendo con muchas familias esta jornada apertura festiva, que se reeditara en los días subsiguientes hasta el 28 de febrero del año venidero.

Es dable indicar que durante varias semanas, se vino trabajando de manera activa en todos los sectores de la Reserva Urbana, tanto en el reacondicionamiento del camino de ingreso, como también los espacios verdes laterales de este hermoso e imponente espacio público asentado en la reserva de biosfera.

playa-3La zona es internacionalmente considerada como muy importante, patrimonio que se vela desde esferas oficiales al ser un sitio natural imponente, bello y majestuoso, muy cerca de una ciudad, como sin dudas lo es Laguna Oca.

Las tareas de recuperación se realizaron en el camino (unos 5 kilómetros desde el Anfiteatro de la Juventud) para permitir el tránsito de cualquier vehículo, los sectores aledaños a esta vía de penetración y en la misma playa, con trabajos integrales sobre las instalaciones y estructuras existentes.

El trabajo también abarcó toda la zona de playa del balneario, la malla protectora y demarcadora con flotadores visibles, además de los alrededor de los quinchos existentes, los distintos carteles señalizadores, sectores de estacionamiento, entre otros.

playaSe trabaja en una rampa para personas con discapacidad que se extenderá a lo largo de toda la explanada hasta muy cerca del agua. Asimismo, se incorporara un muelle para el descenso de las embarcaciones que están habilitadas a desarrollar actividades náuticas en el sector incluso se le agregaron bancos, y se le sumaran juegos a lo largo del amplio espacio de entretenimiento.

En los últimos meses de debió iniciar casi de cero, puesto que las grandes inundaciones del año pasado deterioro prácticamente en su totalidad muchas instalaciones como parrilleros y las sombrillas.