Compartir

Así lo señaló el subsecretario de Desarrollo Económico de la provincia,  Horacio Cosenza, al referirse al acuerdo alcanzado por el Gobierno de Formosa con las cámaras empresariales para que, en el marco de la flexibilización de la Fase 1 dispuesta por el Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 “Dr. Enrique Servián”, el retorno de la actividad en la ciudad de Formosa se haga con “corresponsabilidad social”. 

Del encuentro ocurrido la semana pasada participó el propio funcionario junto con el ministro de Gobierno, el doctor Jorge González, y el subsecretario de Hacienda, el contador Miguel Antinori; mientras que por las cámaras estuvieron presentes el contador Enrique Zanín, presidente de la Federación Económica de Formosa; Norma Ríos, titular de la Cámara de Mujeres Empresarias y Profesionales de Formosa (Camefor); y Fabián Hryniewicz, de la Cámara de Pequeñas y Medianas Empresas de Formosa (Capymef).

En ese contexto, Cosenza especificó a la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR) que “se les presentó cómo debía ser esta ‘nueva normalidad’, para que todos los comerciantes puedan volver de a poco a sus tareas habituales en cuanto a lo que es la atención al público con los debidos protocolos de bioseguridad”.

Dijo además que desde las cámaras “expresaron su alegría por poder empezar a trabajar nuevamente”, marcando que “los tres se comprometieron en nombre de sus representados a llevar adelante la corresponsabilidad social”.

Sobre ello, acentuó Cosenza que así como el Gobierno tomó esta decisión de flexibilizar las medidas dentro de la ciudad de Formosa, “la idea es que también cada presidente de cámara junto con sus asociados entiendan que ésta flexibilización se da porque la curva de contagios ha bajado notablemente”, haciendo notar que lo que se busca es “mantener esta curva de contagios hacia abajo”, aseveró.

Además, “cuando tenemos una situación de pandemia como la que estamos atravesando, hay situaciones económicas que se generan que son indeseadas”, analizó Cosenza en alusión a los gastronómicos, quienes eran “los que más golpeados se encontraban” por las medidas del ASPO. 

Sin embargo, enfatizó: “Tenemos que mirar para adelante y cuidar esta posibilidad que tienen todos los sectores de volver a trabajar, pero con el mayor de los cuidados sanitarios, es decir con todas las medidas correspondientes”.

En ese punto, fue tajante en marcar que “en la reunión también se dijo que la flexibilización se va a mantener en tanto y en cuanto nos cuidemos y sigamos cumpliendo con los protocolos sanitarios, con lo cual no tenemos que relajarnos”.

Fontex

En otro orden, al hablar del Programa de Desarrollo Productivo Industrial del Sector Textil de Formosa (Fontex), el subsecretario puso de resalto ante la Agencia que “es una de las industrias de la confección que más mano de obra genera en todo el NEA”.

A su vez, recordó que desde el inicio de la pandemia Fontex viene trabajando en la confección y entrega de los elementos de bioseguridad a la Unidad de Compras de Productos e Insumos Medicinales (UCPIM).

Puntualizó en tal sentido que “el objetivo es seguir produciendo cofias, camisolines, barbijos, botines, sábanas hospitalarias, entre otras, para el sector sanitario y también acentuando la entrega de uniformes para la Policía de Formosa”.

Para Cosenza, “Fontex ha cumplido satisfactoriamente con la tarea encomendada” en esta situación difícil de pandemia, por lo que brindó un reconocimiento “al trabajo que cumplen 750 personas en 18 localidades de la provincia”, quienes “han seguido con su labor aún en el peor momento” de la contingencia, lamentando el fallecimiento la semana pasada de una de sus trabajadoras de Ingeniero Juárez, quien se contagió de COVID-19.

Por todo ello, realzó que “en términos reales, Fontex es una de las industrias de la confección que más mano de obra genera en todo el NEA”, significando que la producción se lleva a cabo con máquinas industriales, capacitación y todos los insumos y materia primera de la mejor calidad, concluyó.