Compartir

Las Defensorías del Pueblo de todo el país, incluyendo la de nuestra provincia, se pronuncio en “repudio la represión policial contra quienes ejerciendo su legítimo derecho a reclamar se manifestaron en medio de un conflicto docente que lleva ya más de un mes”.

Al mismo tiempo se propuso que las autoridades nacionales antes de la aplicación del Protocolo Antipiquete o de Seguridad, siempre haya una instancia de mediación y de dialogo para que ni el derecho a peticionar y/o a manifestarse, ni el de circular libremente por la vía pública se vean afectados.

Expresaron a través de ADPRA, que en días de profundo pesar, en los cuales intentamos elaborar el dolor de la pérdida de jóvenes mujeres ante el avance de una sociedad cada vez más violenta, observamos la represión a docentes sufrida por parte del Estado, en donde se produjeron detenciones a maestros y la utilización -nuevamente- del gas pimienta.En ese sentido, advertimos que la violencia institucional es de absoluta gravedad para la República, toda vez, que es el propio Estado quien habilita el uso de la fuerza como medio idóneo.La represión es consecuencia de la falta de diálogo como mecanismo de abordaje de los conflictos, y en ese sentido, es que los Defensores del Pueblo de la Argentina manifestamos nuestro contundente repudio a la represión padecida por los docentes, quienes se encontraban en el marco de su legítimo derecho de reclamo salarial, intentando llevar a cabo el Programa Escuela Itinerante, dependiente de la Dirección Nacional de Gestión Curricular y Formación Docente del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación, reiterando que solo el camino del diálogo y la no violencia nos permite la construcción de una sociedad más justa y pacífica.