Ley Micaela: iniciaron las capacitaciones a los funcionarios del Ministerio de Gobierno y la Policía de la Provincia

Compartir

Aseguraron que las mismas serán replicadas en las distintas carteras del poder ejecutivo.

Este lunes 22, por la mañana, la Secretaría de la Mujer dio inicio a las instancias de capacitación sobre los alcances y la aplicación de la Ley N°27.499, más conocida como Ley Micaela, promulgada en el 2019, que establece la formación obligatoria en género y violencia de género para todos los trabajadores y trabajadoras que se desempeñen en la función pública.

En esta ocasión, la capacitación fue destinada a funcionarios y funcionarias del Ministerio de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo; y de la Policía de la Provincia.

Al respecto, la secretaria de la Mujer, Angélica García, conversó con AGENFOR y sostuvo que “nosotras siempre trabajamos de manera conjunta” tanto con el Ministerio de Gobierno, como con la fuerza de seguridad provincial; y destacó “la labor puesta de manifiesto en los tiempos difíciles que hemos atravesado durante la pandemia, donde se redoblaron esfuerzos para poder asistir a las mujeres víctimas de violencia por razones de género y a sus familias”.

Además, indicó que todos los agentes estatales que participen de esta u otra instancia de formación tendrán las respectivas certificaciones acreditadas en sus legajos laborales, ya que la Secretaría de la Mujer es el órgano de aplicación de esta normativa para el Poder Ejecutivo.

“Con estas capacitaciones vamos a entender la situación por la que atraviesa una persona que padece violencia de género, qué debemos hacer ante ella, no solamente como fuerzas de seguridad o personal jerárquico, sino como sociedad, que está compuesta tanto por la administración pública como privada”, aseguró.

Y agregó: “Esto es muy amplio, complejo y necesitamos que todos podamos solidariamente ayudarnos, entender qué debemos hacer y con estas jornadas que se van a dar en todos los ministerios, fiscalías de Estado, secretarías de Estado, organismos autárquicos, en los municipios del interior, vamos a tener una sociedad que va a estar atenta y en estado de alerta permanente ante una situación que puede estar atravesando cualquier persona”.

Asimismo, la funcionaria recordó que esta ley lleva el nombre de Micaela García, una joven de 21 años, víctima de femicidio en manos de Sebastián Wagner, en Gualeguaychú, Entre Ríos.

“El femicidia tenía antecedentes penales por dos violaciones y una pena de prisión perpetua y estaba usufructuando una libertad condicional determinada por la justicia de Entre Ríos en el momento en el que cometió el femicidio, truncando la vida de una joven que tenía cientos de proyectos, que estaba comprometida con los derechos humanos. O sea que esto nos da la pauta de lo que puede ser la violencia extrema que es el femicidio”, fundamentó.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo de la provincia, Jorge Abel González, reconoció que “estábamos esperando hace mucho tiempo” estas capacitaciones, pero explicó que “la pandemia nos impidió poder avanzar con ellas”.

“Nosotros estamos en un proceso en el que tenemos que volver a educarnos, a formarnos, llevar adelante acciones concretas que nos permitan una efectiva igualdad de género y deconstruirnos a los varones para poder construir juntos una comunidad cada vez más justa, estamos en ese camino”, señaló.

En ese sentido, el funcionario dijo que las capacitaciones en el marco de esta ley no solamente están orientadas a formular políticas públicas en materia de género sino también “a las modificaciones de conductas” y de los “aspectos que tengamos que ir cambiando” ya que “las decisiones políticas del gobernador siempre estuvieron orientadas a profundizar todas las acciones que promuevan la igualdad de oportunidades para todos y todas”.

“En la Policía pudimos avanzar en romper ese esquema que existió durante mucho tiempo, donde había una profunda desigualdad entre mujeres y varones en cuanto a los ascensos, pero además avanzamos con la creación de la Dirección General de Género y Violencia Intrafamiliar, un ámbito que está teniendo cada vez mayor protagonismo en todo sentido”, remarcó.

Y detalló: “Por un lado, en la promoción de conductas y acciones de prevención para estas cuestiones y también de contención importante cuando estas situaciones se producen, entonces atraviesa todo el accionar de la Policía de la Provincia, en todas las unidades operativas hay una oficina específica para entender esta cuestión, no solamente en la ciudad capital”.

A su turno, la secretaria de Derechos Humanos, Silvina Araúz, añadió que una licenciada en Psicología del equipo técnico de su cartera colaboró con esta primera instancia de formación.

“La Ley como saben establece que la capacitación sea obligatoria, pero como destacamos es también un derecho del empleado público de conocer cómo actuar en circunstancias de violencia de género, cambiar la mentalidad de cada uno, para que la perspectiva de género nos atraviese en nuestra actividad diaria”, argumentó.

También anticipó que la implementación de esta normativa se irá adecuando a las modalidades “de acuerdo a la disposición de los servicios para sumar a toda la gente de la administración pública”; y que “ahora es modalidad presencial, pero también puede ser virtual o mixta”.

Por último, la Comisario Silvia Van Dyck, a cargo de la Dirección General de Género y Violencia Intrafamiliar de la Policía de la Provincia, trajo a la memoria que dicha área fue creada en marzo de 2020, con el objetivo de intervenir en todos los casos de violencia de género y violencia intrafamiliar.

“Tengo más de 104 oficiales femeninos distribuidas en toda la provincia que atienden esta temática, ellas realizan el abordaje, trabajan en red y articulan con todos los organismos del Estado”, precisó.

Y continuó: “Nosotras trabajábamos de acuerdo a la Ley N°26485 (Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra Las Mujeres), nos ajustábamos a los protocolos que nos daban los jueces del Tribunal de familia más las capacitaciones que hacíamos sobre esta temática, pero creo que a partir de ahora con estas capacitaciones vamos a estar mejor encaminadas para proceder respecto a este flagelo”.

La Comisario también aclaró que una persona víctima de violencia de género puede recurrir a cualquier dependencia tanto de capital como del interior y será atendida por un oficial femenino, “porque antes no había en todas las dependencias, ahora sí en todas las guardias para atender exclusivamente este tipo de casos”.

“Primero el oficial femenino la contiene, porque seguramente llega dolida, preocupada, con miedo, la escuchan y ahí va direccionando si es un delito, contravención o simplemente exposición”, relató.

Y subrayó: “Si es un delito que en la mayoría de los casos lo es, por amenaza o lesiones, se le recibe la denuncia, se le hace conocer sus derechos, dónde puede ser asistida psicológicamente, solicitar medida cautelar y luego ella firma de conformidad. Nosotras después realizamos el seguimiento y las visitas a las víctimas para ver si necesitan algo”.

Para finalizar, Van Dyck expresó que “es muy importante y fundamental que todos tengamos capacitación en perspectiva de género”.

“No sólo para la policía sino también para todos los funcionarios que trabajan en la administración pública, como los jueces, para que den las resoluciones con perspectiva de género porque eso es lo que las víctimas necesitan”, concluyó.