López Peña expuso el “enorme valor” de mantener la “soberanía previsional”

Compartir

El administrador de la Caja de Previsión Social, Gustavo López Peña, expuso los beneficios que reviste para los jubilados y pensionados provinciales la decisión del gobernador Gildo Insfran de mantener la “soberanía previsional”, es decir no transferir el sistema a la esfera nacional. El 82% móvil que significa 30 puntos por sobre lo que perciben los pasivos nacionales que se jubilan con un 52,5%, la característica de la movilidad provincial que permite el acceso a aumentos de ingresos de manera automática similar al del agente activo, situaciones particulares como el escalafón docente que con 25 años de servicio accede a jubilarse, se cuentan entre las marcadas y favorables contrastes.

Dejo en claro a partir de quienes pretenden deformar la realidad, que “las jubilaciones y pensiones de Formosa se sostienen con el tesoro provincial”, destacando que “en tiempo y forma pagamos antes que cierre cada mes todas las prestaciones que brinda la Caja de Previsión Socia”.l

Sostuvo que “Formosa paga el 82% móvil a todos sus jubilados y pensionados, y obedece a una decisión del gobernador Gildo Insfran que no transfirió el sistema previsional a la órbita nacional. Y esto no es menor, dado que Nación paga diferente, porque si te jubilas como empleado nacional accede como máximo al 52,5% de lo que cobraba”, contrastando que “si nuestra CPS hubiera sido transferida, los jubilados formoseños estarían cobrando unos 30 puntos menos”.

Clarifico que “si un jubilado fuera de la órbita nacional cobraría menos. Un jubilado provincial se le determina el haber con el 82% móvil de los últimos diez años de su tarea como activo. A un trabajador de la esfera federal se le hace un cálculo del 1,5% por año, y por 30 años de servicio y hasta 35 años, se convierte en un 52,5% de su haber”.

Significo la determinación de “mantener nuestra caja es una bandera de todos los formoseños sin distingos de ninguna naturaleza, cada uno accede al 82% móvil al jubilarse. Cada aumento dispuesto por el gobernador se transfiere de manera directa a los pasivos, con el extra a principios de año de un bono de $5000 que comprendió a la totalidad de nuestros beneficiarios”.