Compartir

DEL PRODUCTOR AL CONSUMIDOR

Más de 900 vecinos se acercaron a las dos sedes de las ferias Paippa, para aprovechar las buenas ofertas que ofrecieron los productores

Como cada viernes, se llevaron a cabo las ferias francas del Instituto Paippa, desde las 7 y hasta las 14 horas, respetando las medidas sanitarias obligatorias del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID- 19.

Estas medidas son el uso obligatorio del barbijo, respetar la distancia social de dos metros entre personas, la no concurrencia con niños y que los clientes no toquen las frutas y verduras.

Las ferias acercan ofertas tanto de frutas y verduras de estación de los productores paiperos, de la chacra a la mesa sin intermediarios, a un precio justo. Además, se pueden encontrar escabeches, quesos frescos, mermeladas y otros productos envasados.

Entre las ofertas del día se pudieron comprar bolsones de pomelos desde $150, tres kilos de mandioca por $100, cuatro kilos de zapallos por $100 y tres mazos de acelga de primera calidad también a $100.

Además miel de abeja en botella a $350, mamón por kilo a $160, queso a $380 el kilogramo y la docena de huevos a $160.

La feria que nuclea a más productores está ubicada en el barrio La Paz, en el ex centro comercial, pero también hay otra en el centro de la ciudad, en el playón del Instituto Paippa, Padre Grotti 1040 de esta ciudad.

En el inicio de la pandemia por coronavirus la actividad había sido suspendida, pero se retomó hace un mes con todos los recaudos necesarios, tanto para los feriantes, como para los clientes: al llegar los productores reciben de parte de los referentes del Paippa máscaras, barbijos, alcohol en gel y guantes para su estadía en el mercado.

En las instalaciones, los trabajadores del PAIPPA también cumpliendo con el protocolo vigente de uso de barbijo y máscara, desinfectan la zona en todo momento, con mochilas y rociadores.

En tanto, los clientes al llegar también deben cumplir un protocolo sanitario: alcohol en las manos y uso de barbijo obligatorio, además de respetar la distancia social de un metro y medio en el momento de la compra.

Además, las autoridades del Paippa solicitaron a los vecinos que no asistan a ninguna de las dos ferias acompañados por niños.

El coordinador de Comercialización del Instituto Paippa, ingeniero Daniel Coenes señaló que si bien existe inflación, “en las ferias francas podemos mantener los precios por debajo de los existentes en el mercado” y agregó que los consumidores conseguirán productos frescos, a “un 15 o 20% más barato de lo que puede encontrarse en una frutería o un supermercado”