Mediante el trabajo conjunto, los equipos de salud del oeste cuidan la salud de los vecinos

Compartir

Vacunación, consultas médicas, control nutricional, servicios de enfermería, promoción de hábitos saludables, fueron algunas de las acciones desplegadas por un equipo de profesionales y agentes sanitarios en el paraje La Rinconada, al oeste de la provincia.

Cabe señalarse, que esta población, dista aproximadamente a unos 450 kilómetros de la capital formoseña. Allí, mediante un nuevo operativo sanitario conjunto, dispuesto por un equipo de salud del hospital de Los Chirigüanos y el equipo local, se ofrecieron atenciones y otras prestaciones, con la finalidad de reforzar los cuidados de salud que se da diariamente a los vecinos. 

Según informaron los profesionales a cargo, se controló a los pacientes de todas las edades, priorizando el seguimiento de los niños, embarazadas y adultos mayores. También se realizó el monitoreo de los pacientes con antecedentes de factores de riesgo y enfermedades crónicas diagnosticadas “y a los que presentaban síntomas de patologías agudas estacionales, mayormente resfríos y otros respiratorios”.

Evaluaciones

Se concretaron, entre otras, mediciones de tensión arterial y glucemia, control del peso y estado nutricional. En el caso de los niños, los pediatras efectuaron controles antropométricos (peso, altura y talla), chequeos nutricionales y otros exámenes puntuales, correspondientes a cada edad.

Entretanto, fueron actualizados los carnets de vacunación con la aplicación de las dosis faltantes, “sobre todo las que deben aplicarse a los chicos menores de 2 años y a los que se encuentran en el periodo escolar”, precisaron los vacunadores.

Al tiempo se entregaron de manera gratuita, los métodos anticonceptivos disponibles, teniendo en cuenta las condiciones de salud de las mujeres y la elección personal de cada una de ellas. Recalcaron, la importancia del uso del preservativo como barrera principal para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Asimismo, se entregaron los medicamentos recetados por los profesionales, suplementos nutricionales, y cajas de leche para embarazadas y niños. Además, se programaron turnos para atenciones en el centro de salud o en el hospital, de acuerdo al estado de salud de cada paciente.