GEDSC DIGITAL CAMERA
Compartir

Desde la subsecretaría de Economía Social se señalo el aporte de más de medio millar de kits de herramientas de trabajo a pequeñas industrias ladrilleras organizadas asociativamente en cooperativas, las cuales forman parte de las políticas de apoyo y acompañamiento del estado provincial a este sector.

Incluso y de ajustarse a los estándares establecidos, el estado provincial prioriza la compra de varios millones de ladrillos que cubran la demanda del ambicioso plan de obras públicas en marcha, sobre todo en el sector habitacional.

“Los productores trabajan en diferentes localidades del interior durante el año pasado recibieron más de 400 kits de herramientas de trabajo y este año superan el centenar y medio”, expuso el subsecretario Ricardo Fischer, aludiendo a que se enmarca es un trabajo conjunto y coordinado con la dirección de Asuntos Estratégicos de la Jefatura de Gabinete de Ministros.

Indico asimismo que “esta estrategia promueve la creación de fuentes genuinas de trabajo en el departamento, buscando beneficiar y acompañar con políticas de inclusión social a los sectores más relegados, sobre todo en estos tiempos donde priman políticas netamente neoliberales a nivel nacional”.

Fischer insto a los productores de ladrillos a fortalecer la unidad de sus actividades, sobre todo a partir de que el gobernador Gildo Insfran ratifico avanzar, aun pese a las dificultades del contexto nacional, la continuidad del plan de obras públicas, por lo que se entiende“habrá de requerir un gran esfuerzo y un trabajo  organizado y solidario para poder  cumplir con el abastecimiento en tiempo y forma, pues las obras tienen un cronograma de trabajos”.

Interpreta que este  tipo de políticas públicas de fortalecimiento de la asociativismo  y conglomerados productivos no es algo aislado en el gobierno del doctor  Insfrán, sino que se da en otros sectores como por ejemplo el maderero que también está presente en la provisión de aberturas para viviendas y mobiliarios para las escuelas.

Además, reconoce Fischer que “el ladrillo es un insumo que tiene mucha salida, ya que es utilizado tanto para las obras privadas como para las que lleva adelante el gobierno provincial y las diferentes comunas”, dejando en claro que “aun sin el Fondo Sojero, está plenamente activo el programa“Por Nuestra gente todo, obras y servicios municipales”, a través del cual la provincia destina un fondo rotativo de 120 millones de pesos para obras en las localidades a fin de generar mano de obra”.

“Es muy difícil imaginarse las obras de construcción en nuestra provincia sin la participación de este segmento industrial”, afirmo, subrayando la decisión del gobierno al establecer un “marco regulatorio para que se pague el precio justo, este sector “.