Miel: Cerrando un año positivo para la apicultura formoseña

Compartir

Condiciones climáticas que acompañan, buenas y variadas floraciones estacionales, más de 340 pequeños y medianos apicultores con más de 11.400 colmenas en producción, trabajando integrados a las Comunidades Rurales Organizadas (CRO) en todo el territorio provincial, avalan el cierre de un ciclo productivo exitoso en todos sus aspectos.

“Estamos culminando un año muy positivo en la apicultura formoseña. En las principales cuencas productivas de las regiones de Pirané sur, central, subtropical norte y fundamentalmente la región oeste, se avanza a la última etapa del ciclo apícola logrando muy buenos rindes. Ya en esta época del año, continúa avanzando la doble cosecha en muchas zonas productivas, quedando aún pendiente una inminente tercera zafra para el mes de febrero”, destacaron desde el Programa Apícola Provincial del Ministerio de la Producción y Ambiente.

Con una producción estimada en más 200 mil kilos de miel para esta campaña, la apicultura en Formosa sigue fortalecida, con un gran potencial para continuar desarrollándose en distintos puntos geográficos, desde el marco de las buenas prácticas y complementando la sinergia con otras actividades como la agricultura y la forestación.

Indicaron que se comenzó a organizar la agenda de trabajo para el año próximo, siempre desde la Comunidad Rural Organizada a través de las gestiones y asistencia técnica específica junto al acompañamiento con recursos e insumos estratégicos para garantizar un nuevo ciclo de producción apícola sustentable con base en el desarrollo de las comunidades en su territorio.

Asociación PROAPE-Pueblos originarios

Los apicultores expresaron que hubo un aumento de colmenas en producción, “desde la cartera productiva y ambiental recibimos equipamiento en materiales desde el inicio de la primavera, como ser pisos, techos, cuadros, completando más de 60 cámaras de cría completas, de las cuales 40 ya se encuentran en producción”.

Además, se resalta el trabajo realizado desde las carpinterías locales como proveedores de los equipamientos necesarios para la actividad, lo que conlleva  a la dinámica  de la comunidad. En la carpintería de El Potrillo se realiza materiales apícolas, como ser pisos, techos, nucleros y caballetes.

Con respecto a la producción, se realizó una segunda cosecha, con perspectiva a una tercera.

Para finalizar desde el Programa se resaltó el trabajo articulado con el Gobierno Nacional: “Trabajamos en varias instancias en encuentros virtuales y los temas fueron: Registro Nacional de Productores Apícolas (RENAPA), campaña sobre la miel ‘Miel Todo el Año’ y las instancias de capacitación de Inspector Sanitario Apícola (ISA) que fue dada por el SENASA. Y en la formulación del proyecto ‘En Nuestras Manos’, se hizo una convocatoria a través de la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena (SAFCI) Delegación Formosa y se asesoró técnicamente, acompañando a la referente del grupo”.